12 de agosto de 2019
12.08.2019

Economía

Los cruceristas 'reflotan' los comercios del centro en verano

Durante julio y lo que va de agosto agosto han atracado en el puerto de Cartagena 19 buques turísticos que han supuesto un importante incremento en las ventas en bares y negocios de la zona

12.08.2019 | 04:00
Turistas del crucero Aidastella llegaron ayer al centro de Cartagena.

Cada vez son más los cruceros que deciden atracar aunque sólo sea por unas horas en la ciudad portuaria de Cartagena. El incremento de cruceristas ha supuesto también un gran aumento de las ventas de los comercios de la zona del Palacio Consistorial, Calle Mayor y Puertas de Murcia, puesto que los turistas de los buques no suelen adentrarse más en la ciudad.

Aún así, tal y como confirman las tiendas del casco histórico, las diferencias de beneficios en los días de crucero son más que significativas, teniendo en cuenta que durante la época estival buena parte de los vecinos cartageneros que ocupan el centro en invierno cambian el ajetreo de la ciudad por sus viviendas de verano en las diferentes localidades costeras de la Comarca.

Los más beneficiados son los comercios de la Plaza del Ayuntamiento. El propietario de Sajor señala que durante el verano se duplican las ventas en su negocio, señalando que «antes hacer un crucero sólo estaba al alcance de unos pocos y hacían compras de importes altísimos», sin embargo, «ahora es más barato viajar y hay muchos más cruceristas, por lo que aunque hacemos ventas de menor importe los beneficios son mayores gracias al volumen de gente que viene».

Algo con lo que coinciden la propietaria y las empleadas de la tienda local Olea, que inciden en que «los días que hay crucero las compras aumentan entre un 60 y un 70 por ciento perfectamente». A lo que añaden que «los cruceristas vienen con ganas de comprar y todo lo que les gusta se lo llevan». Un porcentaje que coincide con el inidicado por la encargada del establecimiento Pequeña Moma de Puertas de Murcia: «Se nota mucho, la semana pasada fue impresionante».

«Cuando hay cruceros grandes fácilmente se vende un 60 por ciento más». Otros comercios de la calle Mayor señalan que también lo notan pero «que no tanto como la gente se piensa», según indica una empleada de Calzados Toballe, apuntando que «las ventas se incrementan pero realmente no depende del tamaño del crucero; a veces vienen cruceros de 500 personas y compran más que otros de 3.000». También las dependientas de Kanna: «Depende del crucero, a veces vendemos mucho pero otras solo vienen a mirar».

Los bares también lo notan

Los locales dedicados a la hostelería de la zona centro señalan de igual manera que la afluencia de clientes es mayor cuando los turistas atracan en el puerto de Cartagena. Los empleados del bar Tranvía apuntan que «se nota tanto en la caja como en el bote de propinas, algo que los camareros agradecemos mucho». Por otro lado, empleados del Restaurante Columbus apuntan que «hemos atendido a clientes que después de venir de cruceros han vuelto con sus familias a Cartagena», algo que achaca a que «los turistas se dan cuenta de lo bien que los tratamos en la ciudad y vuelven».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Cartagena Jazz Festival

Toda la información sobre el festival internacional de Jazz de la ciudad portuaria que se celebra del 1 al 23 de noviembre de 2019

Flamenco

Festival Internacional del Cante de las Minas

Festival Internacional del Cante de las Minas

Toda la información del Festival Internacional del Cante de las Minas, un punto de encuentro para todos los amantes del flamenco