El consejo de la Sociedad Casco Antiguo aprobó este martes 30 de julio la formulación de las cuentas del organismo público y dio el visto bueno al inicio de una nueva etapa. La entidad de propiedad municipal busca un nuevo impulso para garantizar su viabilidad. Según aprobaron en esta sesión, a partir de ahora se van a centrar en la venta de parcelas, en la apuesta por proyectos europeos y en la colaboración entre las entidades públicas y privadas. Esto significa un nuevo cambio de rumbo, ya que últimamente se había centrado en fines sociales.

Todo ello después de que Casco Antiguo estuviese a punto de liquidarse en 2018. El Consistorio pretendía renunciar a esta entidad pública durante la anterior legislatura, pero finalmente se llegó a un acuerdo para incentivar su actividad, otorgándole la gestión de los terrenos de El Hondón y de los planes de regeneración urbana en los barrios desfavorecidos.

El informe técnico aprobado en la sesión de ayer corrobora, según el Ayuntamiento, la viabilidad de la Sociedad Casco Antiguo, que ya ha puesto a disposición del Gobierno de España parcelas en el Monte Sacro y en el Molinete, entre otras, para la construcción de Viviendas de Protección Oficial y reactivar la construcción en la zona.