26 de julio de 2019
26.07.2019
La Opinión de Murcia

Suceso

Desactivan un proyectil de artillería en El Algar

Además la Guardia Civil también ha retirado dos granadas de mortero halladas en el sótano de una vivienda de Fortuna

26.07.2019 | 13:35
Desactivan un proyectil de artillería en El Algar

La Guardia Civil de la Región de Murcia, gracias a la colaboración ciudadana, ha desactivado un proyectil de artillería hallado en la balsa de riego de una finca agrícola de El Algar y se ha incautado de dos granadas de mortero, inertes, en el sótano de una vivienda de Fortuna.

La primera actuación tuvo lugar en la diputación cartagenera de El Algar, cuando los empleados de una finca agrícola alertaron a la Benemérita de la localización de un artefacto de artillería en la balsa de riego.

De inmediato, una patrulla de prevención de seguridad ciudadana de la Guardia Civil se desplazó hasta el lugar, verificó el hallazgo del material explosivo y lo comunicó al Grupo de Especialistas en Desactivación de Explosivos (GEDEX).

Los agentes GEDEX de la Benemérita llegaron hasta el lugar de la incidencia y se hicieron cargo del artefacto, un proyectil de artillería, de 75 mm. de calibre, que se encontraba en perfecto estado.

Los agentes lo trasladaron, con las correspondientes medidas de seguridad, hasta un lugar seguro donde fue desactivado.
También fruto de la colaboración ciudadana, en este caso en la localidad de Fortuna, un ciudadano británico alertó del hallazgo de dos granadas de mortero en el sótano de su domicilio.

Como en el caso anterior, la Benemérita activó el protocolo previsto para estos casos y verificó el hallazgo. Especialistas del GEDEX se incautaron de dos granadas de mortero de 81 y 50 mm. de calibre, inertes, sin carga explosiva ni espoleta.

Artefactos inertes para coleccionismo

Estos artefactos inertes, vacíos de su explosivo y sin espoleta, presentan una apariencia similar a cuando estaban activos y suelen ser objeto de deseo para coleccionistas.

En todo caso, es el personal especialista el indicado en valorar esta circunstancia, por lo que se recomienda a los ciudadanos que los traten, siempre, como si fueran reales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook