07 de julio de 2019
07.07.2019
La Opinión de Murcia

Salud

El centro médico de Islas Menores solo abrirá dos días a la semana este verano

La falta de personal obliga a cerrar el consultorio los lunes, los miércoles y los viernes porque los médicos tienen que atender también en Los Urrutias

07.07.2019 | 04:00
El centro médico de Islas Menores solo abrirá dos días a la semana este verano

Los veraneantes del pueblo costero de Islas Menores permanecerán con el centro médico cerrado salvo dos días a la semana durante este verano. Al contrario de lo que sucedía en años anteriores, cuando el consultorio permanecía abierto durante todas las mañanas, ahora tendrán que desplazarse a Los Nietos para cualquier problema de salud por la falta de medios. Según el presidente de la Asociación de Vecinos de la comarca de Islas Menores, Pedro García, todo surge por culpa de la escasez de personal.

Tanto los vecinos de Islas Menores, como los de las zonas colindantes como Mar de Cristal o el camping Villas Caravaning, que son los que suelen acudir al centro ubicado en la calle Islas Columbretes, tendrán que desplazarse para ir al médico esos días.

El nuevo horario entrará en vigor a partir de la semana que viene, concretamente a partir del lunes 8 de julio. El centro médico estará abierto solamente dos días: martes y los jueves, de 4 a 8 de la tarde. El verano pasado estaba abierto desde las 12 del mediodía hasta las 3 de la tarde durante todos los días de la semana. El presidente vecinal Pedro García achaca a la gerencia del Área de Salud que se haya «dormido en los laureles». «No hay médicos porque los que antes hacían las prácticas se quedaban aquí, y ahora los que hacen las prácticas se han ido a Murcia y a San Javier, y nos hemos quedado sin personal en esta zona».

Por su parte, la Consejería de Salud asegura que presentarán la semana próxima el plan de asistencia para los meses de verano. El planteamiento a seguir, siempre según la asociación vecinal, consiste en que los mismos facultativos atenderán los martes y los jueves en Islas Menores, y los lunes, los miércoles y los viernes en el centro médico de Los Urrutias. Por tanto, este pueblo también sufrirá una situación parecida, aunque en este caso dispondrán del consultorio tres días a la semana.

A pesar de ser un pueblo tranquilo, alejado del bullicio de La Manga, la zona de Islas Menores también atrae muchos visitantes por su situación geográfica durante los meses de verano. Esta playa del Mar Menor atrae fundamentalmente a personas mayores, que son las que necesitan la ayuda médica con más frecuencia.

«Hemos pedido que venga un enfermero por lo menos para los días que no esté abierto el centro médico, pero nos dicen que lo mandarán a Los Belones o a Los Nietos, así que la gente tendrá que desplazarse igualmente. Según las cifras que aporta la asociación vecinal, el año pasado el consultorio tuvo que atender entre 1.000 y 1.500 consultas durante los meses de verano.

Ambulatorio cerrado en 2013

En el año 2013 ya se vivió una situación parecida. Sanidad cerró el ambulatorio desde principios de julio y obligó a los vecinos del pueblo y a los veraneantes a desplazarse hasta Los Nietos. El consultorio de este último pueblo vivió una situación de colapso porque tenía que atender a demasiados pacientes durante el mes de julio.

La situación, según cuentan los vecinos, provoca que muchas personas mayores tengan que desplazarse hasta Los Nietos, que está a apenas 3 kilómetros. Sin embargo, la distancia es demasiado amplia para que los ancianos tengan que transitar a pie.

«En verano hay gente en Islas Menores para que el centro médico esté abierto cinco días a la semana», recalca una vecina que explica su situación personal: «Tengo dos padres mayores, que venían aquí con la confianza de tener el consultorio abierto para cualquier cosa. Este verano me han dicho que hay problemas y que el coordinador ha decidido que solo se abra dos días a la semana. Eso me genera intranquilidad», explica.

También cuenta un caso reciente de una persona de avanzada edad que se cayó en la calle y se rompió la cadera: «La primera ambulancia tardó 45 minutos en llegar. Luego tuvieron que avisar a otra ambulancia para que la trasladaran a Cartagena, y tardaron otros 45 minutos». Situaciones de este tipo pasan con cierta frecuencia en un pueblo que se llena de veraneantes, en muchos casos procedentes de Madrid, y en el que, según los vecinos, «más del 50% son mayores».

Ello provoca que necesiten enfermeros porque tienen problemas de diabetes o, en muchos casos, porque se medican con Sintrom.

El personal médico en Islas Menores empezó a reducirse cuando comenzó la crisis económica, y por ello permanece abierto durante menos horas a la semana. Pero los vecinos creen que el pueblo está especialmente abandonado por las administraciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook