09 de junio de 2019
09.06.2019
La Opinión de Murcia

Salud

La lactancia, un vínculo cada vez más largo

El Área de Salud impulsa un programa para alargarla durante los primeros mil días de vida

09.06.2019 | 04:00
La lactancia, un vínculo cada vez más largo

Punto de apoyo en Ciudad Jardín. La asociación Lactancia Madre a Madre ayuda a las madres que quieren amamantar a sus hijos y tratan de fomentar las buenas prácticas, en sesiones para 20 o 25 mujeres que tienen lugar los viernes en un local de Ciudad Jardín.

­El vínculo entre madre y hijo a través de la lactancia marca los primeros meses de la vida del bebé. Pero desde la Asociación Lactancia Madre a Madre de Cartagena fomentan que esa unión se alargue en el tiempo. Por eso prestan apoyo a aquellas madres que quieren amamantar a sus hijos y difundir la cultura de la lactancia en la sociedad, un hábito que se ha reducido durante las últimas décadas ante la expansión del biberón. En el área de Salud, se ha impulsado el programa 'Hasta que tú quieras', a través de la cual buscan alargarla hasta los primeros 1.000 días de vida.

El sentido de esta iniciativa va mucho más allá de la tradición y de los vínculos emocionales. Y es que está científicamente demostrado que alargar la lactancia materna más allá de los tres meses reduce notablemente los riesgos de contraer enfermedades para el bebé: disminuye hasta un 77% el riesgo de otitis, hasta un 75% de infecciones respiratorias, hasta un 40% de asma y un 42% de dermatitis atópica. Alargarla durante más de seis meses contribuye a reducir el riesgo de padecer leucemia en un 20%.

María Rendo es la presidenta de la asociación Lactancia Madre a Madre, un grupo de apoyo a las mujeres que se reúne cada viernes en un local del barrio de Ciudad Jardín. Según su punto de vista, «existe un consenso general sobre lo que significa para la salud alargar la lactancia», y la asociación celebra que esta iniciativa haya contribuido a unir el entorno sanitario el entorno social. «La lactancia necesita apoyo. El punto de vista debe ser más amplio, no acabar a los seis meses», señala, principalmente porque es un potenciador de la salud y reducir el tiempo que se amamanta a los bebés conlleva riesgos.

Una de las mujeres que forman parte de la asociación es Verónica Campillo. Entró por recomendación de una amiga, y se encontró con un grupo de madres que la asesoraban y que le facilitaron las cosas cuando nació su bebé. «Me sentí arropada, vi que había más mujeres con las mismas inquietudes». Ahora lleva cinco años dando el pecho a sus hijos, al mayor hasta que cumplió los 4 años, y posteriormente al pequeño, que tiene 2 años. «Para mí la lactancia es un momento único y exclusivo. Un momento muy especial entre mamá y bebé. Además, sabemos que tiene muchos beneficios», comenta.

Un caso similar es el de María del Mar Izquierdo, madre de un niño de 3 años que está embarazada actualmente. «La asociación nos han ayudado muchísimo y estamos eternamente agradecidos. Es un consuelo, un quitapenas», declara. Aparte de los beneficios terapéuticos, ve la lactancia como una forma de alimentar a sus hijos, pero también de «darles amor y confianza». «Si no le doy el pecho es como negarle un poco de mi cariño».

Visión de la sociedad

Existe el debate sobre si la sociedad ha creado un cierto tabú sobre amamantar a los hijos. Verónica cree que sí, que la publicidad está más enfocada a los estereotipos de belleza, y que «una madre amamantando se ve como algo lascivo, cuando es algo natural». En la antigüedad, era una cuestión ineludible, pero desde que apareció el biberón en los noventa cree que se ve como algo negativo.

Por su parte, la presidenta de Lactancia Madre a Madre tiene un enfoque más positivo. «No está mal visto amamantar, porque todas las recomendaciones van en que la lactancia materna es lo mejor, pero nuestro contexto viene de unas décadas en los que el marketing no favorece amamantar», aclara. También influye el retraso de la edad de maternidad. La sociedad ha evolucionado de tal manera que, en 1975, la edad media para ser madre en España era de 28 años y ya ha superado los 32 años. Por ello, la práctica totalidad de las mujeres que acuden a este grupo de apoyo han superado la treintena. María Rendo considera que «la lactancia forma parte de una elección natural, hay que normalizarla más y favorecer las buenas prácticas, que es lo que quiere nuestro proyecto», explica. En el local de la Asociación de Mujeres de Ciudad Jardín atienden a unas 20 o 25 mujeres por sesión, procedentes de toda la ciudad y de toda la comarca del campo de Cartagena: Torre Pacheco, Fuente Álamo, San Javier, etc.

El proyecto 'Hasta que tú quieras' ya ha conseguido elevar las tasas de lactancia materna en el área de salud del Altiplano hasta un 95% tras el alta hospitalaria y a un 50% a los siete meses. En Cartagena agradecen mucho este impulso, y creen que es muy necesario este apoyo, porque algunos médicos se sorprenden si una madre sigue dando el pecho a su bebé a partir de los 6 meses. «Sabemos que cada vez más las tasas de lactancia suben tanto a nivel nacional como a nivel regional, por este esfuerzo y compromiso sanitario», señala María, la presidenta de la asociación. El pasado mes de noviembre la Asamblea también reguló por ley el 'piel con piel'. «Son pasos que vamos dando hacia favorecer la salud en esa etapa tan crucial que son los 0-3 años», añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook