24 de mayo de 2019
24.05.2019
La Opinión de Murcia

Consumo

La federación vecinal ofrece rebajar la factura de la luz en 50 euros al mes

Brinda a las familias cartageneras la oportunidad de instalar placas solares en sus casas a través de una cooperativa sin ánimo de lucro

23.05.2019 | 20:41
Instalación fotovoltaica en una vivienda unifamiliar de la diputación de Canteras.

La compañía indica que la instalación, que cuesta unos 5.000 euros, se amortiza en 7 u 8 años.

Los cartageneros tienen la oportunidad de 'desconectarse' de las grandes eléctricas gracias a los servicios de una cooperativa de energía renovable sin ánimo de lucro. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena y Comarca (Favcac) acaba de suscribir un acuerdo con la firma La Solar, a través del cual esta empresa murciana se compromete a estudiar de forma gratuita la instalación de placas solares en las viviendas o bloques de pisos que estén interesados en apostar por el autoconsumo.

Este anuncio se produce semanas después de la entrada en vigor de una nueva normativa estatal, que, según la cooperativa, «agiliza los trámites para instalar estos equipos de energía renovable, al eliminar todas las trabas burocráticas que existían anteriormente». Asimismo, cabe destacar que aún está abierta una convocatoria de subvenciones de la Comunidad Autónoma, dotada con una bolsa de 300.000 euros, que sirve para financiar parte del coste de los equipos y su mantenimiento.

La Solar presta sus servicios a unas mil viviendas en toda la Región de Murcia. Miguel Ángel Mena, director de la cooperativa, expone que una instalación de una casa tipo cuesta unos 5.000 euros, y se amortiza en 7 u 8 años gracias al ahorro que supone en la factura, que estima entre 50 y 60 euros mensuales. Si bien, sostiene que a este desembolso inicial hay que añadirle el coste de mantenimiento, que es de unos 100 euros al año; ya que las instalaciones necesitan una revisión anual a partir del segundo año de funcionamiento. Su vida útil, añade Mena, es de unos 25 años.

Hasta ahora, Mena comenta que la mayor parte de la energía se produce en las horas de sol, cuando la gente no suele estar en casa. Así, los kilovatios que no se consumen pasan a la red eléctrica convencional, suponiendo un ingreso para el propietario de la placa solar de unos 4 céntimos de euro por kilovatio. No obstante, el director de La Solar asume que es «imposible» tener un saldo positivo en la factura de la luz, porque aunque se reduzca el consumo con las placas solares, hay que pagar en torno a 14 céntimos por cada kilovatio de más que requiere la vivienda.

Esta cooperativa también ofrece asesoramiento a quienes apuestan por una desconexión total de las eléctricas. No obstante, su director apunta que el coste es «bastante más elevado», al tener que instalar acumuladores de energía y un generador eléctrico de gasolina o de tipo eólico, para usar en casos de emergencia. Asimismo, La Solar oferta otra solución para quienes estén interesados en consumir una energía más limpia, rompiendo el contrato con las compañías convencionales. La firma distribuye energía renovable de tipo A las casas, que está producida en el sureste español y tiene cero emisiones de CO2 y cero residuos radiactivos. Pese a que puede parecer que esta energía es más cara que la convencional, el director de La Solar sostiene que para el cliente resulta un ahorro de entre un 5 y un 10% del recibo, con respecto a la energía convencional. Y concluye que el uso de este servicio evita la emisión de una tonelada de CO2 al año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook