19 de mayo de 2019
19.05.2019
La Opinión de Murcia

Condiciones

Las playas de Cartagena requieren un arreglo

Los vecinos de La Manga apuntan que las inundaciones de abril provocaron destrozos en las infraestructuras costeras y en las carreteras

19.05.2019 | 04:00
Las playas de Cartagena requieren un arreglo

­
A poco más de un mes para que comience el verano, las playas del municipio aún están por adaptar. Las fuertes lluvias de esta primavera han provocado destrozos y desperfectos en muchas zonas, sobre todo en La Manga, y los vecinos de la comarca alertan de que algunas actuaciones no se han llevado a cabo simplemente por dejadez. Escalones rotos, fangos y lodos sin retirar en el Mar Menor, accesos sin reinstalar... Es el panorama que pintan los más pesimistas, que alertan de que a medida que avanza la primavera las zonas turísticas ya presentan mayor afluencia de público. El Ayuntamiento aclara que ya ha comenzado a trabajar en la zona, y aclaran que los arreglos llevarán un tiempo. Esperan que todo esté solucionado antes de comenzar el verano.

La asociación vecinal de La Manga (AVCDO) señala que, tras el temporal de la pasada Semana Santa, la zona que pertenece a Cartagena presenta serias deficiencias. Por ejemplo, el cartel de bienvenida a La Manga quedó vencido por el viento y perdió parte de la vegetación que lo compone. Además, en la playa situada junto al hotel Galúa aún no se han instalado ni los lavapiés ni las pasarelas de madera.

También apuntan que, a lo largo de la Gran Vía de La Manga, el asfalto ha sufrido las consecuencias de las últimas tormentas, desde Cabo de Palos hasta Monte Blanco. «El asfalto está en pésimas condiciones y los vehículos se resienten». En esa zona de Cartagena, el pavimento presenta algunas grietas. Las lluvias también también se llevaron parte del antiguo acceso a la isla del Ciervo. El agua arrastró la tierra y dejó un socavón por el que es imposible transitar. Al final del término municipal de Cartagena, en la playa de Calnegre, quedaron tubos sueltos encima de la arena y el agua de lluvia arrastró la suciedad hasta la costa.

En peor situación están las playas del Mar Menor. En particular, se quejan de los fangos del Albuergue de Pescadores, una pequeña zona que, según la asociación vecinal, acusa el mal olor y actualmente es imposible bañarse. Los vecinos señalan que no hay ningún impedimento medioambiental ni de ningún otro tipo para que se retiren los fangos podridos. «Los técnicos nos han dicho que no se ha arreglado porque no han querido. No hay mucha gente que se bañe en esa zona y pasas por allí y hay una peste tremenda», recalcan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook