10 de mayo de 2019
10.05.2019
La Opinión de Murcia

Obras

Los vecinos califican la segunda fase de la peatonalización como una "chapuza"

Critican que la renovación de los aledaños de la plaza del Lago es de inferior calidad a la que se hizo en zonas como el Icue

10.05.2019 | 04:00
Un camión circula por la renovada plaza Roldán, ayer, tras desplazar las jardineras que impiden la circulación de vehículos.

La segunda fase de la peatonalización del centro de Cartagena no convence a sus habitantes. El Ayuntamiento ha invertido 213.000 euros para renovar las calles situadas en la zona comprendida entre la calle Serreta y la plaza del Lago. Los trabajos realizados han ido encaminados a urbanizar como vías peatonales las calles Villalba y Ciprés, así como la plaza Roldán.

Esta última se encuentra junto al antiguo Cine Central. La reforma ha contemplado también la profunda actualización de las calles Beatas, San Cristóbal Corta y Don Roque. Tras ver cómo están quedando culminadas las obras, la Asociación de Vecinos del Casco Histórico pone el grito en el cielo por el resultado. Así, califica como una «chapuza descomunal», tanto el resultado, como la ejecución de la obra. Sobre esto último, apunta que los trabajos han estado semanas parados, con las calles afectadas llenas de tierra, sin ningún tipo de pavimiento, hasta que se asfaltaron «deprisa y corriendo» para Semana Santa.

Una de las quejas de los vecinos radica en el acabado del firme de las calles reformadas. Lamentan que existen dos tipos de zonas 'centro' en la ciudad: la bonita, que es el área del Icue, y la fea, que es la del Lago. Así, comentan que mientras una tiene nobles materiales, la otra se ejecuta con un «cutre» asfalto pulido y mobiliario urbano de «inferior» calidad. Sobre esto, el Gobierno local, que dirige la alcaldesa socialista Ana Belén Castejón, defiende que «el objetivo principal de las obras es la reordenación del tráfico rodado, la instalación de aceras de las que la mayoría de estas calles carecían y la colocación de aglomerado pulido en el firme debido a que, tal y como aseguran los técnicos municipales, es el material que mejor soporta el tráfico mixto.

Un proyecto de 2017
El Gobierno municipal cuenta que adjudicó el proyecto en 2018, tal y como fue redactado por el anterior alcalde, José López (MC), en 2017. En este sentido, el Ejecutivo actual, que gobernaba junto a MC por esa fecha, añade que gracias a su gestión se ha podido iniciar la obra, ya que culpan al anterior regidor de «aparcar» la actuación por no considerarla «prioritaria».

De todos modos, la realidad es que la inversión no ha sido del agrado de los ciudadanos, que consideran que no ha habido «ningún» tipo de planificación ni criterio urbanístico a la hora de confeccionarla. Como ejemplo, citan las farolas que se han colocado a ambos lados de la calle Beatas. Exponen que los automóviles tienen que transitar ahora por esta vía haciendo zig-zag, para esquivarlas.

Por ello, los residentes cuestionan el paso por la calle de un camión de bomberos o una ambulancia. Sobre esta situación, el Ayuntamiento expone que «la calle Beatas es la principal conexión entre la plaza San Francisco y la plaza del Lago, por lo que se ha procurado garantizar la accesibilidad de ciudadanos a pie, tratando de compaginarla al máximo con el acceso a motor». Respecto al paso de vehículos de grandes dimensiones, el Consistorio aclara que el camión de recogida de basura continúa pasando «sin problemas», y que también se hizo una prueba con el camión de bomberos con escala que dio un resultado «positivo». Igualmente, el Ayuntamiento subraya que el ancho máximo de los vehículos que pueden transitar según el Reglamento General de Circulación es de 2,50 metros, mientras que el ancho mínimo de estas calles es de 2,60 metros.

En síntesis, la Administración local resume que «lo que se ha pretendido en la zona es lo que se denomina un 'calmado de tráfico', para que los conductores reduzcan la velocidad en el casco histórico». De hecho, la estrategia de serpentear el trazado se ha aplicado ya en otras zonas del municipio con resultado, satisfactorio, como la calle Doctor Luis Calandre, ubicada junto a la rambla de Benipila.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook