08 de mayo de 2019
08.05.2019
La Opinión de Murcia

Justicia

Un local de restauración echa a un trabajador por invitar a la clientela

La Justicia le ha condenado a indemnizar al empleado con más de 20.000 euros o readmitirle en el puesto

07.05.2019 | 20:17
Un local de restauración echa a un trabajador por invitar a la clientela

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha desestimado el recurso que una empresa de restauración con local abierto en Cartagena presentó contra la sentencia que declaró improcedente el despido de un trabajador que había acordado al considerar que incumplía sus obligaciones en la entrega de invitaciones a los clientes.

El Juzgado de lo Social, en la sentencia que ahora se ve ratificada por el TSJ, declaró probado que las cajas registradoras del establecimiento cuentan con una tecla de invitación, que al ser pulsada supone que el cliente no tiene que abonar nada por los productos adquiridos. Según las normas acordadas por la empresa, para su uso el empleado de turno debía seguir ciertos pasos, como recabar la autorización de sus jefes. La empresa tachó al despedido de incumplir esa normativa y de conceder invitaciones de forma indiscriminada, lo que se comprobó especialmente en los meses de diciembre de 2017 y enero y febrero de 2018.

Además, expuso en su recurso que entre los días 15 y 28 de enero no se produjo ese número desproporcionado de invitaciones, coincidiendo con que el trabajador estaba de vacaciones. La sentencia, ahora confirmada por el TSJ, declaró improcedente el despido, por lo que la empresa debía proceder a readmitir a su empleado o a pagarle una indemnización de 21.260 euros. La Sala de lo Social, al rechazar el recurso, dice que «no cabe atribuir al demandante la comisión de irregularidades constatadas a través de meras hipótesis, deducciones o conjeturas». Y condena a la empresa recurrente al pago de las costas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook