14 de abril de 2019
14.04.2019
La Opinión de Murcia
EN DIRECTO
LaLiga: Real Madrid - Huesca  | Pole para Bottas en el GP de Emilia Romaña

Ruidos

"Nos sentimos señalados por las asociaciones de vecinos"

Hostecar considera imprescindible renovar la ordenanza de ruidos para "conciliar el ocio con el respeto y las tradiciones"

13.04.2019 | 19:26
Juan José López Escolar, reelegido como presidente de Hostecar.

Su presidente apuesta por el turismo como sector clave en Cartagena.

Que Cartagena se convierta en una ciudad de referencia en el sector turístico y que los vecinos, las autoridades y los propios hosteleros lleguen a un acuerdo para mejorar su convivencia. Esos son los dos deseos de Juan José López Escolar tras revalidar su cargo como presidente de Hostecar, la asociación que representa a los hosteleros de Cartagena y la comarca. Su propuesta es que en la ciudad se consolide una estructura fuerte alrededor del ocio, el turismo y el comercio, y que la nueva ordenanza municipal sobre ruidos cuente con el consenso necesario para impulsar las alternativas de ocio en la ciudad.

Los hosteleros se enfrentan desde hace años, aunque la cuestión ha repuntado en los últimos meses, a las críticas de las asociaciones de vecinos por los botellones en las zonas céntricas y por las molestias que causan algunos establecimientos. En particular, los vecinos del casco histórico relatan que la gente consume en la vía pública lo que compra en los bares, algo que, según Juan José López, es muy difícil de controlar: «La ordenanza no dice que esté prohibido beber en la calle. Si salen, el cliente está en su pleno derecho. Nosotros no somos agentes de policía ni tenemos suficiente potestad para controlar algo que está pagado», argumenta.

Tras dos años de negociaciones para impulsar la nueva ordenanza sobre ruidos, en las que han participado tanto los vecinos como los hosteleros, el Ayuntamiento no pudo sacar adelante su propuesta por falta de apoyos. Así pues, desde Hostecar abogan por alcanzar el máximo consenso posible y trabajar con «sensatez». «Sabemos cuáles son nuestros límites y nuestras obligaciones. Hemos pedido apoyo al Ayuntamiento en el tema del botelleo. Hay problemas de ese tipo que no podemos solventar», recalcan. En cuanto a las críticas de los vecinos por las molestias, Juan José López cree que son injustas y desproporcionadas. «En cierta manera siempre nos hemos sentido señalados por parte de los vecinos. Nosotros no generamos problemas, generamos soluciones», manifiesta.

Entre las peticiones de la patronal hostelera, asumidas por los partidos que votaron en contra de la ordenanza a finales de febrero (PP, Ciudadanos y MC), se encuentra la eliminación de la prohibición para organizar conciertos en los bares y chiringuitos. Sin embargo, Juan José López destaca que hay bastantes más problemas sobre la normativa. Creen que la distancia entre los locales que obliga la legislación (un radio mínimo de 50 metros entre uno y otro en algunos casos), impide que exista «ningún tipo de ocio en la ciudad». Por ello, creen que es muy necesario que este acuerdo salga adelante, ya que el municipio necesita una ordenanza que sustituya a la vigente de 2008. Los hosteleros consideran que en esta década «ha cambiado la hostelería, el comercio, el consumo», y por tanto la normativa actual no sirve.

Llega una época muy intensa para los dueños de los bares y restaurantes. La Semana Santa abre un período de frenética actividad hostelera, con la llegada del buen tiempo, la afluencia de turistas y la cercanía del verano. Este mes abrirán nuevos locales en la ciudad. Desde la patronal aseguran que los negocios que van a levantar la persiana corresponden a gente con experiencia en el sector, con buenas iniciativas y con capacidad para invertir adecuadamente. El festival La Mar de Músicas y las fiestas de Carthagineses y Romanos también atraen mucho público a las terrazas, aunque desde Hostecar consideran que «en los últimos años se ha perdido ocio por falta de promoción».

De cara al futuro, quieren que Cartagena se convierta verdaderamente «en una ciudad turística», a una escala superior a la actual. En ese sentido, Juan José López cree que hay que «concienciar a los políticos, a los vecinos y a toda la ciudad para conciliar el ocio con el respeto y con las tradiciones». Desde su punto de vista, el sector militar, tan importante en Cartagena, afronta una época de declive, mientras que las grandes industrias ya han tocado techo. «La salida más cercana es el turismo. Tenemos buen clima, monumentos, arqueología... Lo tenemos todo», insiste.

Sobre el turismo nacional e internacional, Juan José López quiere que se construya toda una estructura más solida que haga que el sector no dependa tanto de ciertas fechas, como la Semana Santa, cuando algunos establecimientos incluso doblan su plantilla. «Intentamos aprovechar el buen trabajo que se hace con las fiestas y con los festivales para que la hostelería no sea solo una salida puntual, sino una forma de vida», recalca.

Esa perspectiva incluye las fiestas más populares. El Viernes de Dolores ya hubo quejas porque se colocaron sillas para ver las procesiones obstaculizando las terrazas. Desde Hostecar han planteado que las cofradías, el Ayuntamiento y los propios hosteleros se sienten a hablar periódicamente para organizar estos eventos. «Creemos que somos los tres agentes que tenemos que tirar del carro. De momento no hemos podido plantearlo, y esperemos que nos escuchen para poder trabajar de la mano», dice Juan José López.

Tras oficializarse su victoria el pasado lunes al no presentarse ningún otro candidato, Juan José López propuso aumentar el personal de la asociación. Su intención es que más hosteleros se unan a los 600 locales que ya forman parte de Hostecar, y que colaboren con los proyectos de la directiva. A nivel organizativo, también quiere profundizar en el uso de las nuevas tecnologías. Desde hace varios años, están trabajando en desarrollar una página web más moderna, que incluya un perfil para cada usuario y una bolsa de empleo. En su anterior etapa, ya perfilaron la idea de desarrollar una aplicación móvil que cada bar o restaurante podría utilizar como vía de promoción. «A ver si en los próximos cuatro o cinco meses podemos hacer ambas cosas», apunta el presidente de Hostecar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook