07 de abril de 2019
07.04.2019
La Opinión de Murcia

Aniversario

La alianza entre el mar y la Semana Santa llega a los 50

La Cofradía del Cristo de los Pescadores cumple medio siglo manteniendo sus valores intactos

07.04.2019 | 04:00
Procesión de Jueves Santo de 2018 de la Cofradía del Cristo de los Pescadores.

La tradición marinera de la localidad de Cabo de Palos es el sello de esta procesión. Sin ir más lejos, los niños desfilan con los chubasqueros, vestimenta típica de los pescadores, mientras suenan las caracolas, el instrumento que utilizaban tiempo atrás los marineros para comunicarse desde el mar.

La Cofradía del Santísimo Cristo de los Pescadores cumple esta Semana Santa cincuenta años. Cincuenta años de representar la vinculación de la localidad de Cabo de Palos con su tradición marítima. Para celebrar su medio siglo de historia, han preparado importantes novedades de cara a la procesión, que cambiará su recorrido habitual para acercarla aún más al mar, concretamente a la lonja de los pescadores. Y es que, sin esa simbiosis entre el mar y la Semana Santa, no se entendería ni el pasado ni el presente ni el futuro de esta procesión.

Aunque la cofradía se fundó en 1969, todo comenzó mucho antes, cuando ni tan siquiera la electricidad había llegado a Cabo de Palos. Por aquellos años, los pescadores, vestidos con sus tradicionales indumentarias, los chubasqueros, sacaban el Cristo en brazos, alumbrándose con faroles por las calles de la localidad. Todo ello derivó en la fundación de la cofradía, que en origen estuvo muy ligada a la cofradía marraja. De hecho, el trono del Nazareno fue un regalo de esta agrupación. En cambio, la imagen fue un obsequio de Radio Juventud de Cartagena, la antecesora de Radio Nacional de España en la ciudad portuaria.

Tras 25 años participando en la procesión de Jueves Santo y 22 años como Hermano Mayor, Pedro Solano ha vivido los cambios más recientes en la cofradía, desde que se portaban las antiguas velas a la luz eléctrica hasta llegar las luces led, que son las que se utilizan hoy en día. Y en su memoria quedan un sinfín de anécdotas que contó el pregón de la Semana Santa de este año, celebrado el 17 de marzo con la presencia del obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes.

No hace tanto tiempo, en el año 2002, tuvieron que cambiar el plan establecido. Una tormenta terrible provocó que el agua llegase hasta la misma puerta de la Parroquia de Santa María del Mar. Con ese panorama, era impensable pasear por las calles de la localidad, así que improvisaron un plan B. Celebraron la procesión entre los bancos de la iglesia, a cubierto, con las bandas de música tocando a cada lado. Una solución de emergencia que gustó mucho a los fieles.

La Cofradía del Santísimo Cristo de los Pescadores cuenta con el rey emérito Juan Carlos I como Hermano Mayor Honorífico. Aceptó esta distinción en el año 1990. ''Posteriormente, la casa real nos llamó diciendo que no tenían constancia de que hubiésemos ido a entregar el título. Lo ratificó Felipe IV, poco tiempo después de suceder a su padre'', recuerda Pedro Solano.

Aparte del anteriormente mencionado de Jesús Nazareno, la cofradía cuenta con otros tres pasos: el San Pedro, el Cristo y la Dolorosa. Esta última imagen está de estreno este año, ya que ha sido recreada por José Sánchez Lozano, y cuenta con nuevo fajín y un nuevo manto. ''La tenemos preciosa'', comenta el Hermano Mayor de la cofradía. Esta virgen que lucirá renovada este 2019 guarda una historia peculiar que se remonta a la Guerra Civil. Al parecer, la imagen la guardó una familia de Cartagena, que la mantuvo escondida durante los tres años de contienda. Al finalizar la guerra, esta familia, que veraneaba en Cabo de Palos, la donó a la iglesia. Según Pedro Solano, a día de hoy no se sabe con exactitud a quién pertenecía exactamente. A principios de este siglo, se llevó a restaurar.

Alrededor de 200 o 300 niños salen cada año con los chubasqueros, uno de los símbolos de la procesión. Ellos son el futuro de esta tradición, porque, según apunta el Hermano Mayor, muchos empiezan así y luego con el tiempo se convierten en portapasos o penitentes. ''Como llevo 25 años aquí los he visto crecer'', apunta. También señala que, al tratarse de una zona muy turística, la mayoría de las personas que salen en la procesión no son originarias del pueblo, sino que proceden de Cartagena, de Murcia o de otras zonas del interior de España.

La cofradía ha introducido importantes novedades para esta Semana Santa. En primer lugar, la procesión de Jueves Santo cambia de recorrido; no se pasa dos veces por el puerto como es tradición. Desde la cofradía, argumentan que el público se retira cuando la ve la primera vez, y han solicitado permiso al patrón mayor para recoger la procesión en la lonja de pescadores. Allí se cantará la salve, mirando al mar y con la luna llena. El recorrido queda de la siguiente manera: se saldrá a las 20.30 horas de la Iglesia de Santa María del Mar y pasará por el Paseo del Puerto, la calle Aurelio Méndez, calle Sirio, calle Marín y paseo de la Barra hasta el Muelle de la Sal.

El Miércoles Santo se bendecirá el local de la lonja. ''Como se van a poner imagenes bendecidas no se pueden poner en cualquier sitio. Tiene que parecer un almacén convertido en iglesia para la ocasión'', señalan desde la cofradía. También se rendirá un emotivo homenaje a los pescadores, tanto los presentes como los que fallecieron, mediante un momento de silencio cuando se encuentren la virgen y el Jesús Nazareno en la procesión. La otra novedad es que los cuatro tronos permanecerán expuestos en la lonja durante Viernes Santo y Sábado Santo.

El tercio de San Pedro, el tercio de Jesús, el tercio de Cristo y los capirotes de la Virgen desfilarán en una procesión única acompañada dell inconfundible sonido de las caracolas, aquellas que utilizaban antiguamente los pescadores para comunicarse en el mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook