26 de marzo de 2019
26.03.2019
La Opinión de Murcia

Semana santa

El Consistorio rebajará el canon de las sillas para que una empresa las instale en los desfiles

Negociará de forma directa con una firma especializada, que pagará menos de lo previsto por las localidades

25.03.2019 | 21:37
El Consistorio rebajará el canon de las sillas para que una empresa las instale en los desfiles

El concejal del Área de Función Pública, Manuel Mora (PSOE), anunció ayer que el Ayuntamiento negociará directamente con las empresas para que haya sillas en los desfiles de Semana Santa. El Gobierno municipal tendrá que volver a rebajar el canon que cobra por este servicio, como ocurrió el año pasado, tras quedar desierto el concurso de adjudicación de estas localidades que se instalan en las calles durante las procesiones. La licitación que ofrecía este año el Consistorio contemplaba la explotación de las tribunas en los desfiles de 2019 y 2020, prorrogables a otras dos anualidades, con un canon anual para la empresa que ascendía a 70.000 euros. El edil manifestó en este sentido que la nueva negociación implicará, previsiblemente, una reducción del canon, que el pasado año ya bajó hasta fijarse en 45.000 euros. Por entonces, la empresa alicantina Sillas Gil prestó este servicio de localidades tras lograr rebajar el canon al quedar también desierto el concurso.

Que las sillas de Semana Santa estén en el limbo a poco más de quince días de las procesiones ha desatado las quejas de los partidos de la oposición. MC Cartagena cuestiona a través de su edil Ricardo Segado que el Ejecutivo local no tiene respeto por las tradiciones locales, al licitar las sillas en Cuaresma, con tan poco tiempo de antelación. Ante esta situación, el edil cartagenerista señala que «nuestra sensación es que no pueden ser tan torpes y que ya lo tiene pactado con alguna empresa a la baja, porque eso ha insinuado Mora anunciando una reducción del canon». Se trata, según Segado, de «una más de las negociaciones a puerta cerrada de Castejón que siempre salen a pagar a los cartageneros, como el año pasado que nos costó 25.000 euros más por la adjudicación directa».

Por su parte, el PP, a través de la edil Carolina Palazón, señala que: «Lo que la alcaldesa socialista Ana Belén Castejón tiene previsto es que los cartageneros y los turistas veamos a las procesiones de pie. Aunque todos sabemos en qué fecha cae la Semana Santa, parece que a Castejón y a su gobierno las procesiones les han vuelto a pillar por sorpresa y sin los deberes hechos. En Cartagena sale la primera procesión de España, pero es la última en preparar sus sillas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook