22 de marzo de 2019
22.03.2019
La Opinión de Murcia

Vandalismo

Unos vándalos rompen el desfibrilador de la plaza San Sebastián y lo tiran a la basura

Costará 1.300 euros reponerlo y el Consistorio instalará tres nuevos equipos en el Cénit, el mercado Santa Florentina y la plaza San Francisco

22.03.2019 | 04:00
Un cartel anuncia que está fuera de servicio.

Cartagena seguirá mejorando su cobertura para afianzarse como ciudad cardioprotegida. El Ayuntamiento, que lidera la alcaldesa socialista Ana Belén Castejón, tiene previsto instalar tres nuevos desfibriladores públicos. Los equipos de reanimación se pondrán en el mercado de Santa Florentina, en el centro comercial Cénit y en la plaza San Francisco. La intención del Consistorio es que estén listos para antes de la celebración de la Semana Santa, pero la institución advierte de que la fecha de puesta en servicio dependerá de cuánto tarde la empresa en suministrarlos.

Estos nuevos aparatos contra infartos se suman a los cinco ya existentes en el trayecto que comprende desde la terminal de cruceros hasta la calle del Carmen, los cuales fueron instalados el pasado mes de mayo por el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria de Cartagena. Su finalidad es la de prestar servicio a los viandantes y a los cruceristas. Estos viajeros, que por lo general son de edad avanzada, son población de riesgo.
Los desfibriladores se encuentran en la terminal de Cruceros, Héroes de Cavite, plaza del Ayuntamiento, calle Carmen y plaza San Sebastián. Este último, ubicado junto al Gran Hotel, está averiado estos días, ya que ha sido roto por unos vándalos.

El responsable municipal del programa 'Cartagena Ciudad Cardio-Protegida', Antonio Pastor, ha informado en la 'Cadena Ser' que «unos salvajes abrieron la vitrina en la que se encontraba el desfibrilador, lo rompieron y lo tiraron a un contenedor próximo; por lo que habrá que reponerlo». Según Pastor, el coste del mismo será de 1.300 euros

Pastor ha mandado también un mensaje a los cartageneros para pedir que se haga un buen uso de los desfibriladores públicos, ya que pueden salvar vidas. 'Cartagena Ciudad Cardio-Protegida' ha servido para que se instalara en el último año alrededor de medio centenar de aparatos en colegios e instalaciones deportivas del municipio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook