21 de febrero de 2019
21.02.2019
La Opinión de Murcia

Transporte

El PP propone electrificar las vías mientras se soterra el último tramo del trazado actual para acelerar el AVE

Los populares defienden una estación intermodal en Los Camachos para que las mercancías no tengan que entrar en la ciudad

20.02.2019 | 21:12
El PP propone electrificar las vías mientras se soterra el último tramo del trazado actual para acelerar el AVE

El PP insistió ayer en que el AVE debe llegar a la ciudad cuanto antes. Para ello, mañana plantearán al Consejo de Administración de la sociedad Cartagena Alta Velocidad, que se reúne en la ciudad portuaria, realizar una vía electrificada con ancho internacional mientras se ejecuta el soterramiento del último tramo del trazado actual, unos 850 metros.

Así lo explicó el director general de Transportes, José Ramón Díez de Revenga, en una rueda de prensa convocada por los populares, junto a la aún consejera de Transparencia, Noelia Arroyo, en su condición de candidata del PP a la Alcaldía de Cartagena; y el portavoz del grupo municipal, Francisco Espejo. El director general apuntó que la opción para la llegada del AVE a la ciudad que defenderá su departamento en la reunión de mañana será el acceso soterrado del tren en el último tramo a la ciudad y un desvío previo de las mercancías que conecte con la futura Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Los Camachos, donde habría una estación intermodal.

En este sentido, Díez de Revenga explicó que, mientras se producen las obras de soterramiento, habrá que habilitar una vía provisional para no cortar el tráfico ferroviario, por lo que reclamó que se construya un trazado electrificado para que el AVE pueda llegar cuando antes, aunque sea en superficie, mientras acaban las obras. Adelantaría la llegada de la alta velocidad cuatro años, según los cálculos regionales. Además, agregó que esta infraestructura permitiría realizar las conexiones entre Murcia y Cartagena con los nuevos convoyes de Cercanías de Renfe, lo que permitiría modernizar el equipamiento de esta línea.

En este mismo sentido, Arroyo avanzó que «Renfe tiene el compromiso con el Gobierno regional de que traerá a esta línea los trenes de cercanías más modernos en cuanto tengamos la línea electrificada» lo que, según la candidata, supondrá «adelantar la modernización de los cercanías y permitirá conectar antes las dos universidades y acercar a Cartagena un mercado de medio millón de visitantes y clientes».

Ligeras contradicciones

Durante su intervención, tanto Díez de Revenga como Arroyo señalaron en diversas ocasiones que el Gobierno regional «siempre» ha apostado por el soterramiento, aunque el consejero de Fomento e Infraestructuras, Patricio Valverde, defendió la alternativa en superficie, con un presupuesto de 87 millones de euros, porque permitía que el AVE llegara «cuanto antes», y añadía que, aunque no descartaba un posterior soterramiento, esta opción suponía un «notable» aumento del presupuesto y requería de la descontaminación de El Hondón.

No obstante, la candidata a la Alcaldía de Cartagena recordó que el posicionamiento del PP por la opción más rápida está representado en el protocolo firmado en 2006 por los gobiernos central, regional y local. Aquel acuerdo, según recordó Arroyo «prevé la llegada de la alta velocidad de forma soterrada hasta la estación de la Avenida América, utilizando el trazado actual y aprovechando la Declaración de Impacto Ambiental, que ya está aprobada y caduca este año».

La candidata popular, tras criticar a la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, por los continuos «bandazos» en esta materia, recordó que a la regidora «le pareció bien» que su socio de gobierno, José López, dijera en 2016 que el soterramiento era «innecesario».

Asimismo, Arroyo indicó que Castejón, «prometió recientemente reunir a los grupos políticos para llevar una decisión de consenso, pero esa promesa tampoco la ha cumplido y, por tanto, no sabemos oficialmente qué propuesta va a presentar en la reunión» de mañana.

Por su parte, Díez de Revenga precisó que, con respecto a la financiación, el acuerdo de 2006 repartía la inversión de la primera fase del proyecto entre el Ministerio de Fomento (50%), la Comunidad (25%) y el Ayuntamiento (25%).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído