22 de enero de 2019
22.01.2019
La Opinión de Murcia

Justicia

El Tribunal Supremo confirma el archivo del caso Púnica para Pilar Barreiro

"La precariedad de los indicios acumulados contra la exalcaldesa de Cartagena justifica el sobreseimiento provisional acordado de conformidad con lo solicitado por el fiscal"

22.01.2019 | 18:39
Pilar Barreiro.

La magistrada instructora del Tribunal Supremo (TS) Ana María Ferrer ha confirmado el auto que dictó el pasado octubre para acordar el sobreseimiento provisional y archivo de las diligencias abiertas contra la senadora del PP y exalcaldesa de Cartagena Pilar Barreiro, investigada en el caso Púnica.

En un auto rechaza el recurso de reforma que la Asociación de Abogados Demócratas para Europa (Adade) presentó contra el archivo y dice que "la precariedad de los indicios acumulados contra Barreiro justifica el sobreseimiento provisional acordado de conformidad con lo solicitado por el fiscal".

Indica que Adade discrepó en su recurso de la valoración hecha por la instructora de las pruebas aportadas a las diligencias y propuso la práctica de otras.

Sobre lo primero, comenta Ferrer que Adade no aporta nada que aconseje una nueva valoración, sino que "simplemente proyecta su particular óptica interpretativa sobre los datos obtenidos", por lo mantiene la hecha en el auto combatido.

Señala que la versión de descargo de la exalcaldesa, defendida por los letrados murcianos Raúl y José Pardo-Geijo y que negó haber utilizado fondos públicos para una campaña de mejora de su imagen pública, fue corroborada por el expresidente del PP de Cartagena Francisco Celdrán.

Ferrer no considera procedente la petición de Adade de incorporar a estas diligencias las que constan del caso en el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional desde el que se elevó la exposición razonada que les dio origen.

Tampoco accede a incorporar lo declarado en el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia por el expresidente autonómico Pedro Antonio Sánchez y su entonces colaborador David Conesa en la Consejería de Educación que ocupaba.

En esas diligencias se investigaba la presunta comisión de los delitos de fraude, revelación de secretos y cohecho por los contactos mantenidos por ambos con el empresario Alejandro de Pedro, investigado en el caso Púnica, para concertar una campaña.

Sobre ese asunto, Sánchez ha mantenido siempre la existencia de esos contactos, aunque ha negado que se aprobara finalmente compromiso alguno o que se pagara ningún servicio de ese tipo con fondos públicos.

El auto de Ferrer rechaza el recurso de reforma de Adade pero admite el subsidiario de apelación, que deberá resolver el Alto Tribunal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook