31 de octubre de 2018
31.10.2018
La Opinión de Murcia

Arresto

Conduce en dirección contraria por la autovía para evitar un control en el que dio negativo

El conductor temerario fue detenido por agentes de la Guardia Civil después de que varios coches tuvieran que esquivarlo

31.10.2018 | 14:16
Realizan la prueba de alcoholemia al conductor kamikaze.

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha detenido en Cartagena al conductor de un turismo por circular en sentido contrario al establecido por la autovía CT-32, poniendo en grave riesgo la vida e integridad física de otros usuarios de la carretera, con los que se cruzó en su arriesgada conducción.

Los hechos tuvieron lugar durante la madrugada del pasado domingo, 28 de octubre, cuando guardias civiles del Sector/Subsector de Tráfico de Murcia se encontraban realizando un control simultáneo de alcoholemia, drogas y velocidad en la autovía CT-32, a la altura del acceso Este a Cartagena, término municipal de Cartagena, mediante un dispositivo de corte de la calzada y desvío de los vehículos fuera de la autovía, debidamente señalizado por una empresa de conservación y mantenimiento de carreteras contratada por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Uno de los operarios de la empresa de conservación y mantenimiento de carreteras alertó a los efectivos de la Guardia Civil de que un turismo había dado la vuelta y circulaba en sentido contrario al establecido, haciéndolo sentido Cartagena por la calzada reservada al sentido Alicante/AP-7.

Inmediatamente se estableció el dispositivo oportuno para hacer frente a esta irregular situación, que permitió interceptar a este turismo por una patrulla de motoristas del Sector de Tráfico de Murcia que se encontraba controlando la velocidad mediante cinemómetro móvil (radar) en las inmediaciones, después de haber recorrido irregularmente unos dos kilómetros y haberse cruzado con varios vehículos que circulaban correctamente y que tuvieron que desviar su trayectoria para evitar un accidente.

La Benemérita restableció inmediatamente la seguridad de la circulación, alterada por este suceso, sacando al vehículo fuera de la vía y trasladándolo al punto de control, donde fue identificado su conductor –un varón, español, de 40 años y vecino de La Unión– que, sometido a las preceptivas pruebas de alcohol y drogas, arrojó un resultado negativo en ambas.

Por estos hechos se procedió a su detención como presunto autor de delito contra la seguridad vial, por conducción temeraria, siendo puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Cartagena.

El arrestado, que se desplazaba desde Cartagena hasta su domicilio en La Unión, manifestó que se asustó al percatarse de la existencia del control policial, ya que había tomado alguna consumición alcohólica durante la noche, y pensando que daría resultado positivo en la prueba de alcoholemia, lo que no ocurrió, dio la vuelta para eludir el dispositivo policial, siendo consciente en todo momento del peligro creado al haberse cruzado durante la noche con varios vehículos que se vieron sorprendidos por esta circunstancia y que pudieron evitar una probable colisión.

El delito de conducción temeraria se encuentra recogido en el Código Penal y puede ser castigado con penas de prisión de 6 meses a 2 años y privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 6 años.

En este caso, con independencia de las diligencias remitidas a la autoridad judicial, y dadas las características de la anómala conducción apreciada y el hecho de que el conductor manifestó estar en tratamiento psicológico y tomar diariamente medicación por prescripción facultativa para tales fines, la Guardia Civil solicitará de la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia que sea sometido a una revisión extraordinaria para determinar si sigue reuniendo las aptitudes psicofísicas para conducir y valorar adecuadamente los riesgos derivados de esta actividad.

La Guardia Civil quiere apelar a la colaboración ciudadana, ante la elevada peligrosidad que supone la circulación por autovía, autopista o vía desdoblada (una calzada para cada sentido de circulación separadas físicamente) en sentido contrario al habitual, para que tan pronto como detecten una de estas situaciones avisen urgentemente a los teléfonos 112 (Emergencias) ó 062 (Guardia Civil), permitiendo así interceptar al infractor antes de que se produzca algún accidente, aconsejando, además, que siempre que sea posible y salvo para realizar adelantamientos, utilicen el carril derecho de la calzada en este tipo de vías, ya que, quienes conducen en sentido contrario por éstas, suelen utilizar el carril izquierdo al creer que circulan por una carretera convencional dotada de un carril para cada sentido.

El detenido y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Cartagena (Murcia).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook