25 de octubre de 2018
25.10.2018
La Opinión de Murcia

Obras

Inician los trabajos para consolidar la caída de rocas en El Portús

El Ayuntamiento interviene en el monte de las Casillas, pero la playa contigua seguirá clausurada

24.10.2018 | 20:43
Inician los trabajos para consolidar la caída de rocas en El Portús

Las obras de consolidación del monte de las Casillas de El Portús se han iniciado esta semana. Si bien, por el momento, los operarios solo han realizado tareas de medición en la zona, con el fin de calcular el material que se necesita para asegurar el lugar y acabar con el riesgo de desprendimiento de rocas.

El presupuesto de los trabajos encargados por el Ayuntamiento de Cartagena supera los 124.000 euros y comprende a una parte de monte que tiene una anchura de 20 metros. El concejal de Descentralización, Juan Pedro Torralba (PSOE), explica que «la actuación consistirá en el mantenimiento y estabilización del talud situado en parte de la ladera oeste, con el fin de evitar los posibles desprendimientos del terreno que pudieran afectar a las viviendas existentes en el pie de la ladera». Así, el edil comenta que «se actuará eliminando la causa y los daños que padece actualmente el talud y se harán obras de mantenimiento en los disipadores de la pantalla dinámica».

La empresa que se encarga de llevar a cabo esta tarea es Leamar 2001. Su trabajo consistirá en asegurar las piedras y cubrir el monte con varias mallas metálicas, que servirán de red ante posibles avalanchas. Posiblemente, necesitarán de un helicóptero para colocar estas redes sobre el monte, al haber poco espacio para ubicar la maquinaria. El plazo de ejecución de los trabajos es de tres meses. Una vez concluidos, los vecinos de dos viviendas afectadas por los derrumbes ocasionados en 2012 podrán volver a sus casas. Estos dos inmuebles son los únicos que seguían clausurados por el riesgo de caída de piedras.

El resto del monte fue intervenido en 2008, pero el tramo en el que ahora se está actuando se dejó sin proteger entonces. No obstante, el Consistorio recuerda que sobre esta ladera se han realizado varias intervenciones desde el año 2000, con el fin de evitar diversos desprendimientos sufridos a lo largo de los años. El último destacable fue en diciembre de 2016.

Pese a estos nuevos trabajos, los propios vecinos lamentan que la intervención no se va a extender al talud que bordea los 200 metros de playa que hay junto al monte de las Casillas, la cual se encuentra clausurada. Aseguran que esta parte es competencia de la Demarcación de Costas y que en la actualidad este organismo estatal no les ha mostrado ningún proyecto para solventar esto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook