20 de octubre de 2018
20.10.2018
La Opinión de Murcia

Obras

El Puerto será más accesible con su enésima reforma

La Autoridad Portuaria invertirá 2,6 millones de euros para eliminar escalones de las explanadas, mejorar la iluminación y cambiar de ubicación la rotonda que da acceso a la terminal de cruceros

19.10.2018 | 21:01

El Puerto afrontará el próximo año su enésima reforma, esta vez, para hacer más accesible el muelle eliminando barreras arquitectónicas y que «cualquier persona, independientemente de su movilidad, pueda llegar desde la Plaza de España hasta el Puerto sin problema». Así lo afirmó ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, Joaquín Segado, en la presentación del proyecto, que cuenta con 2,6 millones de euros y que permitirá la remodelación del Paseo Alfonso XII y los accesos a la terminal de cruceros.

Se trata de una obra de pavimentación, alumbrado y equipamiento del entorno que contempla actuar en más de 29.000 metros cuadrados en dos áreas diferentes. La primera abarca desde la Cola de la Ballena hasta el edificio de la Cámara de Comercio, y la segunda contempla el espacio situado frente al edificio cameral, el acceso a la terminal de cruceros y el frente marítimo desde el edificio comercial hasta el Club de Regatas.

El proyecto busca la unificación del pavimento en toda el área, así como la eliminación de gran parte de los escalones que actualmente dan acceso desde las explanadas al muelle. Se conseguirá, según contó ayer Segado, con la elevación del suelo unos 80 centímetros de manera que toda la explanada quede al mismo nivel y se eliminen obstáculos.

Esta actuación también se llevará a cabo en los accesos a la terminal de cruceros. Aquí se contempla crear dos carriles para la entrada y salida de vehículos y el cambio de ubicación de la rotonda del Paseo Alfonso XII que se desplazará unos metros en dirección Santa Lucía para quedar finalmente ubicada junto a la explanada del Museo Arqua, facilitando la salida de vehículos en diferentes direcciones.

Asimismo, la remodelación contempla la creación de zonas de sombra con lona tensada ancladas a estructuras que se situarán en el frente marítimo entre el edificio comercial y el de la Cámara de Comercio, y en una zona frente al edificio cameral, donde se ha proyectado un gastromercado.

Además, como mejoras del entorno para el disfrute de ciudadanos y visitantes, el proyecto también prevé sustituir las farolas de la explanada del monumento 'El Zulo' por torres de iluminación en los extremos de la parcela, con el objetivo de eliminar barreras arquitectónicas y facilitar la movilidad. De igual forma, se renovará del mobiliario urbano con bancos antivandálicos y se crearán nuevas jardineras. La actuación se completará con la colocación de barandillas de cristal en el cantil que otorguen seguridad a peatones y embarcaciones.

Un referente para la Región

Segado confió en que este proyecto permita «que los cartageneros tengan una nueva visión de su puerto». Y es que, las obras pretenden «dotar a Cartagena de un espacio para el disfrute de los ciudadanos y visitantes, que permita atraer a los cartageneros hasta el paseo del muelle, que lo sientan como suyo y convertirlo en un referente para la Región», dijo.

Para la remodelación se sacarán a licitación dos proyectos. Uno será el de pavimentación, alumbrado y equipamiento en el entorno del edificio comercial por un importe de 694.262,44 euros y un plazo de ejecución de 6 meses. El segundo corresponde a la pavimentación del vial del muelle Alfonso XII y la explanada de cruceros por 1.915.214,77 euros y un plazo de ejecución de 9 meses.

Por su parte, la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, que acudió también a la presentación del proyecto, avanzó su predisposición a dar todas las facilidades necesarias y agilizar la burocracia administrativa en los informes de viabilidad y licencias para llevar a cabo las obras. De hecho, Castejón recordó que, recientemente, se ha otorgado la licencia para remodelar el antiguo edificio de la Cámara de Comercio en el que se instalará el gastromercado de Licor 43 y para el edificio comercial.

La alcaldesa remarcó que cuando las administraciones trabajan de la mano «quienes salen beneficiados son los ciudadanos y la iniciativa privada, que se podrá beneficiar a la hora de optar a estas obras».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook