05 de octubre de 2017
05.10.2017
La Opinión de Murcia

Costa

El segundo acceso a Cabo de Palos estará abierto en noviembre

El verano ha retrasado los trabajos para construir una rotonda de acceso al centro comercial Las Dunas

04.10.2017 | 20:48
El segundo acceso a Cabo de Palos estará abierto en noviembre

La Comunidad Autónoma pondrá en servicio el próximo mes de noviembre la rotonda que está construyendo en la entrada de Cabo de Palos, en el kilómetro 8 de la vía rápida RM-12, y que da acceso al centro comercial Las Dunas, según indicó ayer el director general de Carreteras, José Antonio Fernández, en una visita al estado de las obras. Se trata del segundo acceso a Cabo de Palos que se está ejecutando por parte de la Comunidad, promovido por la iniciativa privada de los empresarios instalados en la zona comercial que asumen el coste.

El director general de Carreteras indicó que la vía rápida de La Manga es la carretera que más tráfico soporta dentro de la red regional, con una intensidad de 20.854 vehículos de media diaria, que supera los 30.000 en época estival y que este verano «ha registrado hasta 100.000 vehículos».

Fernández destacó que estas obras «son un buen ejemplo de las bondades de la colaboración público-privada en materia de obra pública» y recordó que, en virtud de un convenio, su departamento asume la ejecución de las mismas mientras que la iniciativa privada financia su construcción, que asciende a 242.000 euros.

La actuación consiste en construir una glorieta circular, con un diámetro externo de 45 metros y un diámetro interno de 30 metros, lo que permitirá disponer de tres carriles de circulación de cuatro metros de anchura cada uno y arcenes de un metro el exterior y medio metro el interior.

El director informó de que el tráfico permanecerá desviado hasta que concluyan las obras, al tiempo que recordó que esta obra tuvo que ser suspendida mientras que la compañía distribuidora de electricidad realizó el desvío de la línea eléctrica de alta tensión y desmontó la torre metálica que la sustentaba. También se demoró la obra con la llegada del verano, que obligó a parar los trabajos para no causar molestias entre los veraneantes de La Manga y de Cabo de Palos.

Desde el Ayuntamiento, el concejal de Seguridad Ciudadana, Francisco Aznar, que acompañó a Fernández en la visita a las obras, señaló que en esta actuación ha habido una estrecha colaboración con la Policía a la hora de controlar el tráfico por los desvíos provocados por una obra de estas características.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook