13 de febrero de 2015
13.02.2015

Sentencia

Un vigilante de seguridad es despedido por dormirse nueve veces en el trabajo

La empresa afirma que el empleado lanzó contra la pared a un compañero en la Inspección de Trabajo

12.02.2015 | 22:52

El TSJ ha desestimado el recurso presentado por un vigilante de seguridad, que trabajaba en una empresa del polígono Cabezo Beaza, que fue despedido por dormirse en 9 ocasiones cuando estaba de servicio y que se dejó grabar por las cámaras de seguridad esgrimiendo una navaja «en tono amenazante».

La sentencia confirma así la que dictó un Juzgado de lo Social de Cartagena en octubre de 2013 y que declaró procedente el despido. En la carta de despido se le reprochó al vigilante que un día tuvo un incidente con unos ciclistas, «a los que intimidó, amenazó y faltó a la consideración debida».

Otro hecho recogido en la citada carta fue que en una reunión en la Inspección de Trabajo llegó a lanzar contra la pared a un representante de la empresa.

Además, en contra de lo alegado por el despedido, la sentencia comenta que la colocación de cámaras de vigilancia no supuso la violación de ningún derecho fundamental como alegaba el vigilante despedido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Cartagena Jazz Festival

Toda la información sobre el festival internacional de Jazz de la ciudad portuaria que se celebra del 1 al 23 de noviembre de 2019

Flamenco

Festival Internacional del Cante de las Minas

Festival Internacional del Cante de las Minas

Toda la información del Festival Internacional del Cante de las Minas, un punto de encuentro para todos los amantes del flamenco