La Audiencia Provincial ha condenado a la aseguradora Catalana Occidente a pagar 3.780 euros a una mujer que resultó herida al caerle encima varias cajas de cerveza cuando se encontraba en el interior de un establecimiento hostelero ubicado en Cartagena.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, revoca en parte la resolución de un Juzgado de Primera Instancia de Cartagena, que en mayo de 2010 fijó la indemnización en 6.534 euros para la víctima. En la demanda, la accidentada alegó que el percance se produjo en una zona de tránsito de acceso a los servicios, que era estrecha y deficientemente iluminada, por lo que, al colocar allí las cajas de cerveza, se había producido un uso indebido de la misma, lo que generaba una responsabilidad a la que debían hacer frente tanto la propiedad del establecimiento como su aseguradora, recoge la resolución judicial.

La Audiencia Provincial señala que «cualquiera que fuera la causa por la que se produjo la caída de las cajas de cerveza, como un tropezón de la demandante, roce con ellas al pasar o mala colocación de éstas, lo cierto es que el daño sufrido tiene directa relación de causalidad con la situación en dicho lugar de paso de las cajas».

Agrega la resolución judicial que la ubicación de éstas en el acceso al cuarto de baño «es claramente inadecuada, pues basta considerar el hecho de la misma caída de las mismas sobre la mujer para determinar lo inadecuado de su colocación en dicho paso y la generación de un peligro para los clientes que usan dicha zona».