Los comercios van a por todas. Durante las rebajas van a «tirar» los precios porque necesitan recuperarse de las malas ventas de la temporada de primavera. «Se van a ofrecer precios muy agresivos porque la campaña está yendo muy mal y tenemos que recuperarnos», explicó Antonio Sánchez Arenas, presidente de la Federación de Pequeños y Medianos Comerciantes de Cartagena.

Los descuentos oscilarán entre el 30 y el 60% sobre el precio original, cuando lo habitual hasta hace unos años era que en los primeros días de las rebajas fueran de un 20%.

Muchos establecimientos tienen sus almacenes llenos debido a que las ventas han sido muy bajas y con las rebajas pretenden reducir su stock de productos para poder recibir el material de la temporada de otoño.

Por otra parte, muchos comerciantes ya ofrecen descuentos especiales, que no se pueden considerar rebajas, para tratar de captar a los compradores.

«Los empresarios intentan animar las compras como sea y esta es la única fórmula que realmente funciona», afirmó Antonio Sánchez Arenas.

Muchas franquicias se han sumado a esta medida, aunque hasta hace unos años no ofrecían descuentos especiales antes de que comenzaran las rebajas. «Las franquicias también están sufriendo la bajada de las compras porque el comercio no se reactiva y por eso tienen que ofrecer también este tipo de descuentos» señaló el presidente de los comerciantes.

Algunas de estas franquicias ya ofrecen descuentos del 50%. De hecho, esta semana se han formado largas colas en uno de estos establecimientos de la calle Mayor que redujo los precios de sus productos a la mitad de un día para otro.

Inicio oficial el 1 de julio

La campaña de rebajas comienza de forma oficial el día 1 de julio. «En ese momento ya hay mucha gente que se ha ido a la playa y que no baja a comprar, por eso algunos comercios ofrecen antes los descuentos», aclaró.

Los empresarios no esperan que la llegada de turistas en verano contribuya a mejorar la situación. Por el contrario, el buen tiempo y las vacaciones provoca que muchos cartageneros abandonen la ciudad y se desplacen a las playas, con lo que las ventas en el centro de Cartagena se reducen aún más.

Con respecto a las compras que pueden llevar a cabo los turistas que visitan la ciudad durante los meses estivales, Antonio Sánchez Arenas afirmó que son más bien escasas.

«Cartagena tiene un litoral maravilloso lo que provoca que los cartageneros busquen la playa o se vayan de viaje. La ciudad se queda vacía y los pocos turistas que vienen apenas compran», señaló el presidente de los comerciantes.

A pesar de esta valoración, Antonio Sánchez Arenas reconoce que esta tendencia cambió algo el pasado año y esperan que este verano la situación se repita.

«Los turistas hoy por hoy no compensan la marcha de los cartageneros a las playas. Se puede decir que el turismo es una inversión de futuro que todavía no es real», explicó el presidente de la Federación de Pequeños y Medianos Comerciantes, Antonio Sánchez Arenas.

Ropa y calzado

El año pasado el mes de agosto fue mejor que en anteriores temporadas porque se vieron más turistas por la calle. Ojalá esta tendencia siga aumentando y no sea sólo algo puntual», precisó.

Los negocios que más se benefician de las rebajas son los de calzado y ropa, ya que estos artículos suelen tener precios más elevados el resto del año y la gente suele aprovechar los descuentos para renovar su armario.

Por otra parte, el adelanto de las rebajas también trae consigo el adelanto de la campaña de otoño ya que muchos comercios traen los productos de invierno a mediados de agosto.

«Con el tema de la crisis cada vez traemos menos productos y hay menos cosas en las rebajas», explicó a esta redacción un empresario.