La diputada socialista Teresa Rosique exige al Gobierno regional que explique porque hizo la vista gorda y consintió que se aprobase el Plan Parcial de Novo Carthago sin tener en cuenta los incumplimientos detectados por la consejería de Medio Ambiente respecto a la declaración de impacto ambiental y sin el informe de Urbanismo.

Entre las citadas irregularidades Rosique citó la inexistencia del anexo con las bases para la regeneración de ramblas y corredores ecológicos, así como que no tiene en cuenta el espacio protegido de Lo Poyo, entre otras.