La asociación 'Hombroconhombro' de apoyo a las personas con discapacidad se manifiesta esta mañana en la puerta de la Escuela de Hostelería de Cartagena para reclamar que se dote al centro de accesos adecuados y de medios materiales que permitan a las personas con limitaciones de movilidad recibir una formación "en las mismas condiciones que el resto de alumnos", explicó la presidenta del colectivo, María del Mar García Pérez-Cuadrado.

Es precisamente la hija de 19 años de la presidenta del colectivo la que se ha encontrado con múltiples problemas para poder estudiar en la Escuela de Hostelería porque el centro no está habilitado para que se pueda acceder a todas las dependencias del mismo en silla de ruedas, "tal y como obliga la ley a todos los edificios públicos", señaló María del Mar García.

La madre de la alumna se puso en contacto con la consejería de Educación desde prácticamente el inicio del curso para demandar una solución a los problemas de accesibilidad del centro y que su hija pudiera acudir, entre otras cosas, a las clases prácticas, que se imparten en una de las plantas superiores del centro, y que dispusiera de medios, como una mesa adaptada a su altura, para poder hacer sus tareas. "Después de matricular a mi hija en septiembre, me llamaron de la subdirección general de FP para decirme que mi hija no podía estar allí porque el centro no estaba adaptado, y yo les dije que tenían que solucionar tanto los problemas de accesibilidad como de medios. Me dijeron que me contestarían a los tres días, pero ya han pasado cincuenta, por lo que ya me he cansado de que me den largas y que me digan ahora que van a hacer un estudio", señaló.