La Oficina de Tráfico, dependiente de la concejalía de Seguridad Ciudadana, a través de la Junta Vecinal de La Puebla y como respuesta a la demanda de los habitantes de esta población, ha llevado a cabo dos actuaciones destinadas a mejorar la seguridad vial en la zona y evitar accidentes de tráfico.

Por un lado, para evitar que el Camino Romano, recta de un kilómetro que atraviesa el pueblo, siga siendo utilizada como atajo por los conductores que acceden a la carretera de Los Alcázares, se ha colocado señalización horizontal y vertical (cedas el paso, stops, resaltes, pasos de peatones), se han habilitado aparcamientos a ambos lados y se han estrechado las zonas más problemáticas. Además, la calle doctor Marañón se ha hecho de un solo sentido para evitar que los escolares caminen por la calzada.