La Escuela Oficial de Idiomas tendrá este curso con 3.114 estudiantes, casi trescientos menos que el pasado curso debido a que se ha reducido el número de alumnos por aula para adaptarse al nuevo plan de estudios que establece la Ley Orgánica de Educación.

El centro contaba hasta ahora con grupos de cuarenta estudiantes, que este curso se han reducido a treinta y cinco. Esto permite mejorar la calidad de la enseñanza y reducir el absentismo, que en este centro es muy elevado, según el director de la Escuela Oficial de Idiomas de Cartagena (EOI), Miguel Ángel Meroño.

La adaptación a los nuevos planes de estudios supone eliminar la tradicional división en primero, segundo, tercero, cuarto y quinto curso para pasar a ser primero y segundo de nivel básico, primero y segundo de nivel intermedio y primero y segundo de nivel avanzado. "Actualmente nosotros sólo impartimos hasta primero de nivel intermedio y mantenemos cuarto y quinto del plan antiguo de estudios. El próximo curso ya implantaremos el segundo ciclo de nivel intermedio y los dos de nivel avanzado", afirma Meroño.

La reducción en el número de alumnos matriculado no significa que hayan quedado muchos estudiantes sin plaza. Esto se debe a que tradicionalmente la mayor demanda se centraba en el primer curso y no había suficientes plazas para satisfacerla. Sin embargo, el nuevo plan de estudios permite que los estudiantes que cuentan con el título de Bachiller pasen directamente al primer curso del nivel intermedio, lo que ha reducido la presión sobre el primer curso de nivel básico y ha permitido que la mayoría de estudiantes hayan obtenido plaza. Además, la demanda ha sido menor que en anteriores cursos. "De hecho por primera vez tenemos plazas libres en primero de inglés a distancia. Es algo muy curioso", destaca el director de la Escuela Oficial de Idiomas.

Nuevo equipamiento

Por otra parte, la EOI ha renovado el equipamiento de todas sus clases dotándolas de cañones de proyección, ordenadores portátiles y pizarras con pantalla.

Esto permite a los docentes utilizar las nuevas tecnologías para mejorar la formación de sus alumnos. "Los profesores podrán utilizar internet para acceder a determinada información o preparar actividades en un soporte informático que los estudiantes podrán ver en la pizarra gracias al ordenador portátil y al proyector. También podrán ver películas o escuchar conversaciones", aclara Miguel Ángel Meroño.

La reforma y modernización del mobiliario de la Escuela Oficial de Idiomas ha sido financiada por la Comunidad Autónoma. La Escuela ofrece cursos de inglés, francés, árabe, alemán e italiano, además de los ciclos monográficos que organiza cada curso.