Utilizar buscadores como Google, Yahoo, All the Web, Altavista, Excite o Lycos para comprar en internet no siempre garantiza un buen precio. Al menos esta es la conclusión a la que ha llegado José Pernías, autor de la tesis doctoral 'Análisis Empírico de las Estrategias de Innovación y Fijación de Precios de las Empresas' que se presentó en la facultad de Ciencias de la Empresas de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

La conclusión a la que ha llegado el autor de la tesis es que los motores de búsqueda, En lugar de aumentar la competencia entre empresas que venden sus productos en internet, podrían debilitarla. Los factores que influyen en este 'debilitamiento' son sobre todo dos, según el autor del estudio. En primer lugar, el todavía escaso número de consumidores que utilizan los buscadores para sus compras. Por otro, la existencia de buscadores que no recogen todas las ofertas existentes de un mismo producto.

La tesis, que está compuesta por tres ensayos diferentes, también analiza la influencia que tienen las variaciones de los tipos de cambio sobre los precios de las exportaciones de automóviles fabricados en la Eurozona. La investigación sí aprecia que existe una influencia y concluye que los productores responden a los tipos de cambio alterando sus precios.

Facilidad para adaptarse

El tercer ensayo de la tesis analiza la introducción de innovaciones por parte de las empresas del sector cerámico. En este apartado se constata que las pequeñas empresas son más flexibles y se adaptan mejor a un entorno económico cambiante y, por tanto, son las que mejor pueden aprovechar la adopción de innovaciones, concluye el estudio.