Isla Plana tendrá un nuevo hotel, que se sumará al que hace unos años se construyó a la entrada de La Azohía. La comisión de Urbanismo aprobó ayer el estudio de detalle que permitirá que en unos terrenos de más de 1.800 metros cuadrados, situados frente a la playa de La Mojonera, se construya este nuevo establecimiento hotelero.

El inmueble tendrá cuatro plantas y dos sótanos y ocupará una superficie de 1.800 metros cuadrados situados en la salida de Isla Plana en dirección al Mojón, frente a la playa conocida como La Mojonera.

El concejal de Urbanismo, Agustín Guillén, explicó que todavía se desconoce el número de habitaciones de las que dispondrá ni su categoría "porque tan sólo se ha aprobado el estudio de detalle".

La empresa que promueve este proyecto es La Mojonera S. A., que habitualmente trabaja en esta zona del litoral cartagenero.

El estudio de detalle de la zona aprobado ayer por la comisión de Urbanismo aprovecha las determinaciones del Plan General de Ordenación Urbana que incentivan la construcción de este tipo de instalaciones turísticas dotando a las parcelas de un 35 por ciento más de edificabilidad que si se destinaran a viviendas.

El Ayuntamiento quiere promover la construcción de hoteles en el litoral cartagenera con el fin de incentivar el turismo.

De hecho, en los últimos años se ha autorizado la construcción de numerosos proyectos hoteleros.

Uno de los más significativos es el de Hansa Urbana, cuyo proyecto urbanístico en el Mar Menor incluye la construcción de 1.500 plazas hoteleras, así como amplias zonas deportivas y dos campos de golf, además de ocho mil.

La promotora Hansa Urbana cederá al Ayuntamiento como equipamiento la zona protegida del saladar de Lo Poyo y el monasterio de San Ginés de la Jara, que estaban incluidos en los 5,8 millones de metros cuadrados del proyecto Novo Cartago.

Además, Urbanismo también ha autorizado la construcción de hoteles en La Manga y Cabo de Palos. De hecho, en 1991 el equipo de Gobierno reservó más de 170.244 metros cuadrados de La Manga, Cabo de Palos, Cala Flores y Playa Paraíso para la edificación de alojamientos turísticos, muchos de los cuales ya se están edificando.