22 de febrero de 2020
22.02.2020
La Opinión de Murcia
Fiestas

Cartagena deslumbra con un desfile reivindicativo

Las comparsas aprovechan su gra día para exigir 'Un Mar Menor vivo' y llenar de caballitos de mar, tortugas y redes la comitiva festera

22.02.2020 | 23:32

Un total 77 grupos, incluyendo coreográficos, chirigotas y comparsas, forman parte este año del Carnaval de Cartagena, una fiesta que aspira a crecer y llegar a conseguir la declaración de Interés Turístico Nacional.

Las calles de la ciudad fueron escenario ayer por la tarde de un desfile que, además de tener los característicos tintes de purpurina y desenfado, quiso tener un punto reivindicativo. Lo pusieron los integrantes del grupo Las Villas de San Antón, con una inspiración marinera, de redes, tortugas, peces y estrellas para exigir Un Mar Menor vivo, como rezaba el rótulo que, en letras azules, lucía sobre un velero blanco.

Un caballito de mar, de esos que tanto se anhelan ver en la laguna salada, presidía una plataforma sacada por la comparsa Titanide. Acordarse del Mar Menor, que no pasa por su mejor momento, es algo que demuestra la conciencia de los carnavaleros: diversión y reivindicación.
Desde el lejano Oriente llegaban otros carnavaleros, mientras que algunos, como los miembros de la comparsa Atalaya, completaban su metamorfosis en cisne.

Se dejó caer por Cartagena el mítico Peter Pan, para recordar a todos los presentes que no es malo perder la esencia de un niño, mientras que las integrantes de la comparsa Marchositas llegaron en globo. De indios lucieron los de la comparsa Vista Alegre
Entre el público, asimismo, había mucha gente disfrazada. Los más pequeños de la casa, de superhéroes o de personajes de Disney, principalmente.

Pintadas en el rostro, de verde fantasía, llevaban las máscaras este año los miembros de la comparsa Renacer, que apostaba por recrear las luchas del mundo, pero luchas buenas: capoeira, lucha libre y taekwondo.

La comparsa Fantasía, por su parte, quiso presentar una alegoría de la música: la clásica, la contemporánea y la moderna.
Y, cómo no, las grandes protagonistas. Inspirado en El Cascanueces era el diseño que lucía la Reina Infantil, de la comparsa Salgueiro. Cerraba el desfile la Reina del Carnaval, que este año pertenece a la comparsa Aradia. Lo hacía en una estructura que pesa 400 kilos, entre piedras y plumas.

El Carnaval no ha terminado. Hoy, en Juan XXIII, tendrá lugar el Carnaval Infantil. Además, en la Plaza San Francisco será la actuación de las chirigotas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook