Desde que la borrasca Filomena azotó a España en enero de 2021, cada nuevo año entre el 6 y el 11 del primer mes volvemos a preguntarnos si ocurrirá de nuevo. Los motivos son razonables: el impacto que tuvo Filomena, especialmente en Madrid, es difícil de olvidar. Las imágenes de la capital nevada y el recuerdo de cómo el temporal paralizó por completo la ciudad el sábado 9 de noviembre llevan a temer periódicamente que vuelva a ocurrir.

Este enero de 2023, según informan los distintos portales meteorológicos, se esperan temperaturas por encima de la media habitual para estos meses del año. El del año pasado, enero de 2022 fue el décimo mes más cálido desde que hay registros. La pregunta es: ¿en qué posición quedará el enero actual?

Si echamos la vista atrás, en diciembre de 2022, el mes anterior, España experimentó el mes más cálido desde que hay registros con temperaturas de entre 5 y 10 grados por encima de lo habitual (más propias del mes de abril que del invierno). Respecto a las lluvias, 2022 se cerró como el quinto año más seco de la serie histórica.

Y, aunque la Agencia Estatal de Meteorología ha pronosticado un abrupto descenso de las temperaturas en toda España (salvo en el mediterráneo), las previsiones están muy lejos de anunciar un nuevo fenómeno como Filomena para este año.

La bajada de las temperaturas que actualmente experimenta la Península se debe a la entrada de un frente frío por el noroeste peninsular, que conforme avanza la semana va perdiendo actividad: el día 5 de enero, la Noche de Reyes (cuando muchas personas estarán pendientes de las Cabalgatas de Reyes Magos) hay pronóstico de bruma y niebla; mientras que el día de Reyes, el 6 de enero, las temperaturas permanecerán estables y sin precipitaciones.