Blog 
Raíces y alas
RSS - Blog de ANTONIO

El autor

Blog Raíces y alas - ANTONIO

ANTONIO

Miembro del Colectivo de Estudios Locales Trascieza, perteneciente al Club Atalaya-Ateneo de la Villa de Cieza, colabora activamente en las publicaciones que edita esta asociación. Participa, además, en el periódico digital LAtalaya. "Columnista de la La Opinión de Murcia”.

Sobre este blog de Murcia

Este blog se ocupa principalmente de temas de actualidad. Sin embargo, haciendo buena la máxima de que nada humano nos es ajeno, hablaremos un poco de todo: de lo humano, de lo divino, de nuestro entorno más cercano, de tierras lejanas, de hechos que se pierden en el tiempo, de nosotros, de los demá...


Archivo

  • 27
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD

    El pan nuestro de cada día

    “Esto ya no es noticia, es el pan nuestro de cada día”. Son palabras de Garre que podrían valer perfectamente para describir el culebrón que vive desde hace años el aeropuerto sin aviones de Corvera, cuya inauguración mil veces anunciada y aplazada se ha cobrado una nueva víctima: la del consejero de Fomento. En honor a la verdad, conviene aclarar que con estas declaraciones el presidente regional se proponía denunciar la lentitud de la justicia al ser preguntado por un nuevo escándalo: el de la supuesta fuga de millones de euros de la desaladora de Escombreras. Dicho así, da la impresión que más que la proliferación de casos de corrupción, que enfangan un día tras otro la vida política, lo que preocupa al jefe del ejecutivo es el lento proceder de la justicia, que considera “políticamente insoportable”. Puede que no le falte razón, pero conviene recordar que si por algo está condicionada la justicia es por los escasos medios que pone a su disposición el gobierno y por la nula colaboración de los partidos con casos pendientes. Empezando por el suyo, que tiene muchas cuentas que rendir.

     Cargar contra la justicia no va a desviar la atención, sin embargo, de lo que es el verdadero problema de fondo. Que tras años de despotricar de forma furibunda contra la desalación y reclamarle al anterior gobierno el Trasvase del Ebro, con manifestantes en la calle y pancartas en los edificios públicos, el PP de Valcárcel se encuentra ahora, bajo el mando de Rajoy, sin Plan Hidrológico y con una desaladora construida por una empresa privada e impulsada por el Gobierno, cuya compra nos podría costar 600 millones. A tenor de lo visto, no parece que en cuestión de coherencia hídrica, el PP de Valcárcel se encuentre en estos momentos en condiciones de dar muchas lecciones.

     Con estas declaraciones queda también patente que lo “políticamente insoportable” no es lo mismo para el político que gobierna que para el ciudadano que sufre los rejonazos de la crisis. Que “el pan nuestro de cada día” no es el mismo para unos que para otros.

     El pan nuestro de cada día es ver cómo la crisis se ha cebado con los sueldos más bajos mientras ha beneficiado a los que más ganan. Ver cómo la tan cacareada voluntad de transparencia se queda en un eslogan propagandístico en el caso de la justificación de los viajes de los diputados, se convierte en un espectáculo cómico-esperpéntico en las entrevistas públicas de Aguirre a los candidatos a sustituir a alcaldes corruptos en Madrid, o se enreda como una hidra venenosa en el caso de los ERES fraudulentos

    El pan nuestro de cada día, señor Garre, es también para muchos, lamentablemente, el pan que no se tiene. El que reclaman, por ejemplo, los parados que integran la “3ª Marcha por la dignidad”, que procedentes de Yecla y Lorca llegarán el próximo sábado 29 a Murcia, donde confluirán en una gran manifestación. Ellas y ellos son quienes de verdad nos están poniendo a todos ante la verdadera realidad de las cosas. Ante lo “insoportable políticamente”. Ellos que claman contra la injusticia social y alzan su voz para denunciar la falta de trabajo, los desahucios o la precariedad que condena a millones de familias a situaciones de extrema necesidad.

     Mientras que las preocupaciones de su partido pasan en estos momentos por poner en marcha la maquinaria electoral y designar a los 45 aspirantes a las alcaldías, a razón de uno por semana (para mantenernos entretenidos, se supone, y sin aclarar todavía, por cierto, si concurrirán los imputados) estos hombres y mujeres vienen caminando desde los confines de la región y alzando su voz para “conquistar y recuperar de nuevo el pan que les han arrebatado, el trabajo que les han quitado, el techo que ya no les cobija y la dignidad que merecen como personas”. En estos días de dudosas proclamas de recuperación económica, aquí se alzan los rostros visibles de una crisis despiadada con el pueblo y generosa con los ricos.

    Esta es la verdadera política insoportable. Y sigue siendo noticia. Por cierto, usted que llegó a la presidencia del gobierno regional de una forma un tanto accidental y que aspira a mantenerse en ella, suponemos que no desconocerá que también se ha convertido en el pan nuestro de cada día.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook