Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Autodidacta integral de posguerra. Fué comerciante y chamarilero. Es columnista habitual de periódicos como La Opinión, MurciaEconomía, WordPress, MurciaRegión, etc...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web perso


Archivo

  • 03
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    HALLOWEEN ASNAL

     Somos un pueblo mimético, ignorante, que hemos perdido nuestra propia cultura, y por eso mismo solo sabemos copiar las modas, usos y costumbres de otros pueblos. Adoptamos culturas ajenas porque con eso disimulamos nuestras propias carencias. Somos como el caracol que ha perdido su concha y se mete bajo la concha de otro, adaptándose y adoptándola como propia.

    Y es tan así que Halloween la hemos convertido casi que en asignatura en las escuelas. Nuestros incultos educandos la imparten copiando lo de los demás con febril aplicación. Ignorantes de lo propio e imitadores de lo foráneo. Ese día la fiesta americana se hace fiesta nacional. En los colegios se esfuerzan por desculturizar al pequeño personal imitando con fruición todo aquello que se nos ha metido por televisión en pueblos, casas y mentes vacías de contenido, ocupando ese mismo vacío.

    Perso si la cosa quedase ahí... pues qué le vamoa a hacer. Si tenemos tal pobreza y agotamiento intelectual que vamos siempre a la caza de lo de los demás para presumirlo de propio, pues nosotros mismos nos retratamos. ¡Qué pena!.. mirarse al espejo y ver un patético anglosajón de imitación made in China, que ni siquiera es lo que es porque no sabe ser nada... No, la cosa es aún peor que eso...

    Porque aquí no desarrollamos solo la bobadita del trato o truco y las chorraditas empelagosas de la perfecta clase media americana, que luego, civilizadamente, se recogen en casa ajardinada de amplias calles a ver en family la peli Martes,13 y soltar barraestrellados grititos. No... aquí, además, como sello propio de la casa - en eso sí que sabemos distinguirnos muy bien - añadimos cuanta salvajada, cuanta soez gamberrería, y cuanto equino desprecio por nuestros prójimos, disponemos en nuestro de animal acervo.

    Por la mañana temprano del día tras la (hispana) noche de Halloween, salí a andar. Calles llenas de basura que la misma ídem había repartido por las aceras. Botellas y vasos rotos, vomiteras mil, huevos rotos contra las fachadas, por todo el trayecto urbano. Coches con retrovisores arrancados, cerraduras rotas, ruedas pinchadas, incluso algún escaparate con el cristal reventado....

    Es posible que solo fuera en el pueblo donde vivo, o malvivo, ni yo mismo lo sé ya, lo cual daría mucho que pensar y aún más de lo que avergonzarnos como tal pueblo. No... es que me dicen, y me aseguran, que suele ocurrir en todas partes, en unas más o en otras menos, pero que en este desgraciado país nuestro es la noche de Halloween por excelencia, perdón... por excremento.

    Si eso es cierto, y la muestra es lo que ví con mis propios ojos, pues ya está. Hemos españolizado Halloween añadiéndole nuestra propia burrez. Hemos convertido la ñoñería americana en un botellón mierdero más. En otro motivo para salirnos de madre y hacer lo único que sabemos hacer en una fiesta: el animal.

    Óiga, y mientras tanto, ¿la policía, la autority, los munícipes..?. Nada. Ni están ni se les espera. Ellos a consentir y a recoger votos, aunque sean entre vómitos.

     

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook