Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MEDIADOR y delegado en T.P. de la Asociación Murciana de Mediadores.- Diplomado en Responsabilidad Social Corporativa por GRI.- Autodidacta integral de posguerra, fué comerciante y chamarilero. Vicepr

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web perso


Archivo

  • 29
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ESTRUCTURAS DE PECADO

    ¡La que a liao el lorito...!. Con la retirada (estratégica) de la ley del aborto y la retirada (por cabreo) de Gallardón, se ha montado un buen cirio, y nuca mejor dicha la expresión curial. La Iglesia, como siempre, ha abierto las puertas del infierno y ha sacado lustre a las trompetas del Apocalipsis. "Los partidos mayoritarios se han constituído en estructuras de pecado" ha soltado con voz de trueno y castigo yahwico Reig Plá... ahí está, ahí está el obispo de Alcalá (invito a Ana Belén a que cambie puerta por obispo).

    La Iglesia se le ha revuelto a su bienamado hijo Rajoy e incluye a su PP en la estructura del pecado, nada menos. ¿En qué se diferencia un ayatolah fundamentalista de éstos?.. Le han puesto a sus besaescapularios del PP los mismos cuernos y rabo que a las satánicas izquierdas. ¡Ellos, que hacen gárgaras con agua bendita y son los guardianes oficiales de la santa, católica, apostólica y romana, demonizados como estructura de pecado!... ¡Ellos, que han dejado rapiñar cuanto han querido a la sagrada institución desde Aznar aquí, con el robo y saqueo de las inmatriculaciones!... Ellos, que son amenes de los epíscopos... ¡Ellos, estructura de pecado...!

    Así que han movilizado a todas sus huestes pro-vida y amenazan con crear un partido político como cumplida venganza a la afrenta. Los grupos antiabortistas... (por cierto, ¿cuándo, dónde, cómo y a quién se obliga a abortar), condicionarán su decisión a la respuesta a su macromanifestiu del 22/11. Invitados quedan.

    Es una pena, una auténtica pena, la ignorancia, el fanatismo, la ceguera y la incultura que arrastramos en este país. La Iglesia y sus ciegos califican de asesinos y asesinatos a todo el mundo que no piensa como ellos, pero ha amparado, y sigue amparando, a asesinos - y ya no hablo de los nazis de la posguerra - y han callado asesinatos de etarras mientras los ha habido. Sus claustros, sacristías, templos y conventos han servidio de refugio y conciliábulos, sus obispos y sacerdotes han dado cobertura estratégica a los terroristas, y han dado mítines sacramentales a los muertos de la Eta mientras le ha negado el consuelo a los familiares de las víctimas... Pero, claro, no es lo mismo para ellos. No es igual. Pero es una sangrienta doble moral a la que arrastran a cientos de miles de ciegos seguidores ciegos. Estructuras de pecado, dicen...

    Es a lo que lleva el santo cinismo en un país de pobres incultos. A tener que soportar lecciones de moral de los que, a lo largo de toda la historia de esta España meapilas, siempre han actuado solapadamente con la más hipócrita de las inmoralidades: gobernar a través de los gobiernos, imponer su dominio y poder a costa de lo que sea y con los medios que que sea.

    ¡Lo que hay que oir..! Estructuras de pecado. Los países democráticos europeos, que no permiten inmiscuirse a la Iglesia ni un milímetro en los asuntos del estado, son más liberales, prósperos y felices que nosotros, que siempre hemos sido sumidos y temerosos de la condenación eterna, y muy dados a que los inquisidores sean los amos de nuestras conciencias. Más vale que se miren ellos en el espejo y dejen a la gente en paz.

    Pero, claro, si no ejercen sus amenazas, ya que no con cruzadas sí con castigos divinos, perderían su influencia, y con ella, poder y riquezas... Yo me apunto voluntariamente a esas estructuras de pecado, monseñor... Me pueden excomulgar cuando quieran. Como decía Sazatórnil al final de la genial "Amanece, que no es poco":... ¡Me c... en el misterio..!

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook