Análisis

´Killzone: Mercenary´, negocios de guerra

Un 'shooter' que exprime el potencial de PS Vita tanto en el plano visual como en la mecánica de juego

24.09.2013 | 17:30
´Killzone: Mercenary´, uno de los títulos más esperados para PS Vita.

Datos del juego

  • Título: 'Killzone: Mercenary'
  • Género: Acción, shooter
  • Lanzamiento: 5 de septiembre de 2013
  • Plataformas: PS Vita
  • Desarrolla: Guerrilla Cambridge
  • Distribuye: Sony Computer Entertainment
  • Edad: +18 años

Por fin llega a PlayStation Vita uno de los títulos más esperados por los poseedores de la portátil de Sony, un 'shooter' en primera persona que ha tenido que soportar cierto clima de incredulidad general ante la promesa de Guerrilla Cambridge, anteriormente conocidos como SCE Cambridge Studio, de ofrecer un título de disparos en primera persona que permitiera lucirse a la portátil tanto en el plano visual como en sus mecánicas de acuerdo con las capacidades de la plataforma, algo que no se había logrado con anterioridad contando incluso con notables intentos de por medio.

No se trata ni más ni menos que del esperado 'Killzone: Mercenary', un juego de acción en primera persona que aprovecha muy bien el potencial de PS Vita, esta vez sí, para ponernos en la piel de Danner, un mercenario que debe cumplir con una serie de misiones para aumentar los ingresos de su cuenta corriente. Y de paso luchar contra los Helghast en su propio terreno.

Misiones independientes con un mismo núcleo

El título se enmarca entre lo sucedido en 'Killzone' y 'Killzone 2', y como su propio nombre indica, nos pone en la piel de un mercenario de la ISA que debe atacar o rescatar objetivos prioritarios en territorio hostil como Vekta y principalmente Helghan.

Aunque la historia y el hecho de tener un arco argumental propio resulta mucho más convincente que la realización de misiones sueltas sin prácticamente ninguna vinculación, el hilo conductor de la historia se desarrolla sin demasiados sobresaltos y de manera paralela a lo sucedido en 'Killzone 2'. No obstante, 'Mercenary' ofrece una perspectiva diferente de los hechos de la segunda parte, cuando la ISA decide invadir Helghan, el planeta nativo de los Helghast.

La campaña supera las ocho horas de duración sobre un mismo nudo argumental, de modo que no encontraremos misiones sueltas o sin relación directa con el conflicto. Aunque esta duración pueda parecer corta, hay que contar que prácticamente es una limitación del sistema. No obstante, podemos ampliarla mediante misiones opcionales que ofrecen retos específicos basados en precisión, demolición o misiones encubiertas.

Entre las diferencias entre este 'Mercenary' y sus compañeros de sobremesa destaca la particularidad con la que se llevarán a cabo las misiones en la portátil: mediante una serie de contratos que se irán desbloqueando a medida que vayamos completando objetivos, así visitaremos nuevos escenarios y localizaciones que suman puntos a la hora de enriquecer el universo de la serie. Además, las misiones son muy cómodas de jugar en PSVita, ya que se dividen en secciones de una media hora, según el nivel de dificultad y son altamente rejugables.

Otro de los cambios que ofrece 'Mercenary' está ligado al arsenal, ya que no se pueden emplear las armas que han dejado los enemigos caídos, aunque podemos recoger su munición. Se ha añadido un sistema de pagos que premia al jugador por combos de muertes, sigilo, exploración o información recogida. Este dinero se emplea en comprar o mejorar nuestro arsenal en los puestos de distribución de material del traficante Blackjack, donde se pueden comprar armas cortas, rifles, ametralladoras, francos, armaduras con diferentes características o los sistemas VAN-Guard, otra de las novedades importantes que añade 'Mercenary'. Se trata de unos dispositivos de combate especiales que se pueden emplear tanto en defensa como en ataque gracias a elementos como un escudo que se mueve con nosotros, drones, misiles guiados que se lanzan tocando al enemigo en pantalla, bombardeos o inhibidores de señal que tienen como objetivo impedir que los enemigos pidan refuerzos.

La rápida e incomparable esencia de los combates de la serie se mantienen inalterable dentro de los márgenes que permite la plataforma y se amplían con las nuevas ejecuciones, de modo que ningún seguidor de la franquicia quedará decepcionado con las batallas y enfrentamientos.

No obstante, las características de PS Vita también han producido algunas variaciones en el control, que, por otro lado, se comporta de manera extraordinaria. Además de las ejecuciones cuerpo a cuerpo que se realizan tocando la pantalla en la dirección indicada, la pantalla táctil se emplea para seleccionar el arma secundaria, las granadas, marcar objetivos, hackear sistemas con un minijuego frenético, o bien activar minas o correr tocando el panel táctil trasero. También hay que sumar un competente sistema de niveles que comparten tanto la campaña como los modos multijugador, de modo que todo el equipo estará a disposición del perfil en cualquier parcela jugable.

Todo un multijugador en la palma de la mano

Pero 'Mercenary' no se centra únicamente en una sólida campaña principal donde conocer más aspectos sobre el negocio de los mercenarios, ya que también viene acompañada de una vertiente online para hasta ocho jugadores que aumenta las horas de diversión una vez finiquitado el guión. Además de resultar competente, muy a tener en cuenta tratándose de una consola portátil, la incorporación de los Van-Guard y el resto de novedades, aportan variaciones interesantes a tres modos competitivos ya conocidos, como Guerra de Mercenarios, Guerra de guerrillas y Zona de Guerra, las dos primeras con enfrentamientos directos y la tercera, la más interesante de la marca, sobre diferentes objetivos que varían en el transcurso de la partida.

Por otro lado, el papel que desempeñe el jugador en cada partida también variará los recursos que dispongamos, ya que 'Mercenary' clasifica al jugador entre un tomo de cartas de póker, y le asigna un valor de la baraja según sus méritos. De acuerdo con este sistema, el dinero recibido por el jugador varía según la carta del enemigo eliminado, por ejemplo, un seis de diamantes recibirá más dinero por matar a un diez de diamantes que por liquidar un valor inferior al suyo.

El dinero recibido por nuestros méritos también se vincula del modo historia al modo multijugador -y viceversa- para desbloquear todo tipo de contenidos, como trajes, mejores armas, equipo, etcétera. Cualquier bala eficazmente gastada en 'Mercenary' nos dará derecho a nuestra retribución como mercenarios.

Nuevo estándar gráfico de Pavita

'Killzone Mercenary' es una auténtica fiesta visual en la pantalla de PS Vita. Los desarrolladores han trabajado con una versión modificada del motor empleado en el 'Killzone' de PlayStation 3. Es cierto que no alcanza el nivel de la PS3, pero en general se acerca tanto que en ocasiones puede llegar a confundir. Por encima del impacto visual, destaca una constante tasa de imágenes por segundo en un motor que no parece dejarse intimidar con la combinación de fluidez, texturas, modelados o decorados a un nivel nunca visto en una consola portátil.

Pero lo mismo sucede con los efectos, especialmente los nítidos contrastes de luz y la iluminación en general, el humo o incluso los impactos de bala. En la misma línea técnica, tanto la banda sonora que nos acompaña durante los encargos, que continúa con el mismo tono de la serie, como los efectos de audio, elevan un poco más la calidad final de la experiencia. Para poner la guinda al pastel, el juego llega a nuestro mercado perfectamente traducido y doblado en castellano por sólidas y reconocibles voces dentro de la industria.

Conclusiones

'Killzone Mercenary' viene a salvar o estrenar (según se mire) el catálogo de 'shooters' en PlayStation Vita. Esta vez no solo se ha logrado cumplir con el objetivo de crear un título competente a la altura de la portátil, se han superado las expectativas con un juego sólido, bien planteado y bien asentado sobre la consola. Además de una campaña con misiones altamente rejugables, se añade un modo multijugador que sin innovar funciona muy bien, y un sistema de progresión que puede dar mucha vida a los modos competitivos en red que tanto necesita la portátil. En definitiva, y a pesar de no ser perfecto, 'Killzone Mercenary' demuestra que se puede hacer un shooter sobresaliente con un multijugador sólido en una portátil. Aquí está la prueba.

Lo mejor

  • Aprovecha de forma extraordinaria los controles de PS Vita.
  • Los sistemas VAN-Guard.
  • Unos gráficos nunca vistos antes en una consola portátil.

Lo peor

  • Un modo multijugador competente pero poco innovador.
  • Aunque se puedan ampliar las misiones, la campaña es corta.
  • No poder recoger las armas de los enemigos caídos.


Elric Ruiz/elsotanoperdido News And Videogames

Enlaces recomendados: Premios Cine