Entrevista

´Google está enamorado de la Wikipedia´

Ricardo Carreras Lario es un empresario experto en internet que acaba de publicar el libro 'Toreando a Google'

25.09.2013 | 13:19
Ricardo Carreras Lario, autor del libro "Toreando a Google"
Ricardo Carreras Lario, autor del libro "Toreando a Google"

Ricardo Carreras Lario desentraña en su libro "Toreando a Google" los secretos del buscador que trae de cabeza a autoridades y editores europeos al manejar casi en monopolio la publicidad y utilizar sin pagar los contenidos de terceros. Doctor por la Universidad Complutense de Madrid y licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la EAP

-París-Oxford-Berlín- y en Ciencias Políticas por la UNED, Carreras Lario tiene además un máster en Gestión Política por la Universidad de George Washington, en Washington DC. Para completar este extenso curriculum, este zaragozano de 41 años lanza esta semana una obra con la quiere quitar la careta a Google. La fórmula de búsqueda de la multinacional estadounidense es un secreto mucho más complicado de resolver que el de la Coca Cola, asegura antes de revelar otra de sus facetas: la de activistas en favor de la democracia en Cuba. Lo mismo ayuda a las Damas de Blanco de la isla caribeña, que funda una exitosa consultora en comunicación digital, Top Position, o se incorpora en Zaragoza a la empresa familiar dedicada a la logística y el transporte. Su defensa de los derechos humanos y su apoyo a la oposición cubana irritan a la dictadura castrista.

¿Cómo se torea a Google?
Conociendo su algoritmo, su buscador. Ese fue el tema de mi tesis doctoral.
El algoritmo de Google es una fórmula secreta mucho más complicada que la de Coca Cola. Lo que hice es dilucidar cómo funciona ese buscador, cómo Google clasifica los resultados de sus búsquedas. Así se ve cómo y por qué triunfan algunos sitios web en internet.

¿Qué hay que hacer para triunfar en Google?
Lo que se trata es de desarrollar contenidos originales, buenos y extensos, conseguir muchos enlaces de calidad, desde sitios web relevantes, y complementar esta estrategia desde las redes sociales. Nuestra página web debe de estar alojada además en un sitio web anciano para los ojos de Google, creíble, grande e importante. Esto último, lamentablemente, cuenta cada vez más.

¿Por qué lamentablemente?
Porque se ha acabado con esa ilusión participativa de los inicios de internet. Google refuerza con su buscador los sitios grandes y penaliza los nuevos por que no se fía. Está claro que las tres primeras posiciones del buscador son fundamentales y esas posiciones están ya copadas por los grandes, lo que resta capacidad participativa a internet.

¿Así que lo importante es la familia a la que pertenece tu página para que tenga más vistas?
Efectivamente. Google está enamorado de la Wikipedia porque es un sitio relativamente viejo, de nueve años, que en internet es mucho, grande al contener más de 10 millones de páginas web, que recibe muchos enlaces, más de 60 millones y es fiable. Esto hace que un artículo de la Wikipedia sea en muchas ocasiones el primer resultado cuando buscamos una palabra en singular en Google. También domina la primera posición de nombres propios y lugares. Esta tendencia va a más.

Póngame un ejemplo de fracaso de una página en el posicionamiento de Google.
A Google no le gusta, por ejemplo, el sitio web de la Real Academia Española de la Lengua, www.rae.es, entre otros motivos, porque no está optimizado, a pesar de tener mucho rigor y calidad. Esta página web es un ejemplo de fracaso por sus errores técnicos al programarse. No tiene categoría para Google.
Como experto en internet, ¿qué cree que busca Jeff Bezos al comprar The Washington Post?
Influencia y prestigio, pero sobre todo, experimentar e innovar.

¿Busca Bezos, el padre de Amazon, el prestigio a través del papel?
A través del periodismo. Internet en sí no es la principal amenaza de la prensa escrita. El principal handicap de los periódicos es su incapacidad o lentitud al adaptarse a la revolución tecnológica. Internet busca más la inmediatez que la calidad pero estoy seguro de que el buen periodismo tiene un gran futuro si se sube al carro tecnológico.

¿Qué final augura al pleito que mantienen los editores europeos con Google?
Google no obliga a nadie a publicar sus noticias, así que veo con poco fundamento la demanda de los editores, quienes, por cierto, dieron su autorización en su momento a Google para usar sus contenidos.

¿Cómo pasó del activismo tecnológico al político en defensa de la democracia en Cuba?
Desde que visité la isla pensé que había que hacer algo para ayudar a la sociedad civil independiente, a los activistas que promueven los derechos humanos, a los presos de conciencia y a sus familiares, en especial las Damas de Blanco. Fui uno de los fundadores de una ONG que apoya a los demócratas cubanos, Solidaridad Española con Cuba.

¡No me extraña que los hermanos Castro no le reciban con los brazos abiertos!
Ladran, luego cabalgamos.

¿Qué cree que le sucedió a Oswaldo Payá?
No podemos fiarnos de lo que dice una dictadura como la Cubana, que ha mentido muchas veces. Debería realizarse una investigación internacional. Lamento la pérdida de Harold Cepera y de Oswaldo Payá, quien era un referente moral y político, además de mi amigo.

Enlaces recomendados: Premios Cine