Rehabilitación

Las lesiones leves derivadas de accidentes de tráfico pueden convertirse en crónicas si no se tratan a tiempo

28.06.2016 | 19:35
Pablo López, responsable de la Unidad de Fisioterapia y Rehabilitación de Hospital La Vega, tratando a un paciente).

Con el inicio del periodo estival, es necesario viajar seguros e informados de los derechos como conductores y ocupantes de vehículos ante un siniestro. Según el Área de Fisioterapia y Rehabilitación de Hospital La Vega: "el 50% de los pacientes que recibimos con traumatismos cervicales derivados de un accidente de tráfico, no le dieron importancia al golpe y, sin embargo, pueden tener una lesión importante que deberá ser tratada por un especialista".

Los desplazamientos en carretera durante el verano multiplican la probabilidad de sufrir un accidente de tráfico, siendo, la gran mayoría, colisiones leves que aparentemente no tienen importancia y, pasados unos días, pueden traernos problemas de salud crónicos.

"Casi un 50% de los pacientes que acuden al Área de Rehabilitación y Fisioterapia de Hospital La Vega con dolencias, derivadas de pequeñas colisiones entre vehículos, creyeron que era un golpe sin importancia y pocas horas más tarde se dieron cuenta de que padecían dolores provocados por el accidente" asegura Pablo López, fisioterapeuta y responsable del Área de Rehabilitación y Fisioterapia de Hospital La Vega. Marisol Martínez, Directora de la Unidad de Lesionados de Tráfico de Hospital La Vega añade "a esta problemática se le suma, que en la mayoría de estos casos, no se rellenó el parte amistoso, por lo que no se pueden reclamar a la compañía aseguradora. Es muy importante que siempre se rellene el parte amistoso para evitar problemas posteriores y que se acuda a un centro sanitario lo antes posible si notara alguna molestia. No intente automedicarse ni restar importancia a algo que en los siguientes días se puede agravar.

Póngase en manos de profesionales médicos", afirma.

Las lesiones más habituales derivadas de un accidente leve de tráfico son:
Traumatismos cervicales: es la zona que mantiene estabilizada la cabeza. Tras una colisión con otro vehículo, más aún si saltan los airbags, es una de las zonas que más impacto reciben. Como consecuencia del accidente pueden producirse esguinces, rectificación de la curva fisiológica, agravamiento de problemas discales previos, etc. "Cada una de estas lesiones requiere un tratamiento personalizado diferente, pero en todas, para una curación completa, requerirán de una rehabilitación adecuada" apunta Pablo López.
Lumbalgias: como ocurre con las cervicales, la zona inferior de la columna suele sufrir en un accidente: se agravan lesiones previas que se encuentren en estado latente, como problemas discales, aparecen nuevas lesiones osteo-articulares debido a los movimientos bruscos de sacudida que sufre el cuerpo en el impacto, etc.

Traumatismos craneoencefálicos: es una lesión muy habitual en los accidentes de moto. Dependiendo de la gravedad del golpe y las condiciones de éste, los traumatismos craneoencefálicos varían desde una contusión con cefaleas graves, hasta una lesión neurológica irreversible.

"Cuando nos disponemos a viajar por carretera, especialmente en verano, debemos revisar el vehículo: alineación y presión de las ruedas, estado de los sistemas de dirección y frenada, luces, aceite, limpiaparabrisas, etc€ Asegurarnos de que llevamos vigente el seguro del coche y con el teléfono del servicio de asistencia en carretera a mano", aconseja la Unidad de Lesionados de Hospital La Vega. "El habitáculo del coche debe estar a una temperatura de 24 grados y hacer descansos cada dos horas durante la travesía", continúa. "Si durante el desplazamiento sufrimos alguna colisión leve con otro vehículo, sin mayor consecuencia, rellenaremos el parte amistoso y seguiremos nuestra marcha. Sin embargo, si la colisión precisa de asistencia médica, puede acudir a nuestro servicio de urgencias antes de las 48 horas posteriores al accidente. La Unidad de Lesionados de Tráfico de Hospital La Vega (968 200 575) se encarga de toda la tramitación con el seguro de su vehículo. No es necesario que esté asegurado con ninguna compañía sanitaria", concluye Marisol Martínez.
El accidentado no necesita esperar a que la aseguradora de su vehículo le remita a un centro hospitalario, ya que tiene derecho a dirigirse al centro que crea oportuno, público o privado, sin coste alguno para él, siempre que en la colisión haya otro vehículo implicado y su seguro esté vigente.

Entre las ventajas que dispondrá en nuestra Unidad de Lesionados de Tráfico, destacan:
- Urgencias en Hospital La Vega, 24 horas.
- Área quirúrgica, con 11 quirófanos.
- Hospitalización en habitación individual.
- UCI 24 horas.
- Pruebas diagnósticas y consultas con todas las especialidades necesarias.
- Área de Rehabilitación y Fisioterapia propia, con lo que la asistencia no tiene período de espera.
- Tratamiento psicológico.
- Informe pericial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine