Mascotas
Veterinario de cabecera

¡Cuidado con las playas de perros!

Si vas con tu perro a la playa hay que estar atento a peligros como anzuelos en la arena

13.08.2017 | 17:44

La pregunta del lector 

A menudo, cuando estoy de vacaciones, voy con mi perro a una playa canina. Le encanta jugar en el mar y rebozarse como una croqueta en la arena ¿Debería tener algún cuidado especial?


Para empezar, en estos casos, como siempre, hay que empezar por lo más básico. Por eso, tanto las desparasitaciones como las vacunaciones deben estar al día ya que las playas son lugares donde hay gran concentración de perros. Por otro lado, el sol y el calor pueden afectarle, por lo que es conveniente que, siempre, disponga de una zona de sombra para cobijarse y de agua fresca para beber.

Si se baña en el mar, deberías enjuagarle posteriormente con agua dulce para evitar que el salitre le produzca picores indeseables que, además, muchas veces se traducen en eccemas. Por cierto, parece obvio, pero asegúrate de que tu perro es capaz de nadar. Todos los perros como instinto innato saben hacerlo, sí, pero la obesidad, problemas cardiacos o pulmonares, etc. pueden hacer que no disponga de la agilidad necesaria.

En cualquier caso, no olvides que acudir a la playa con tu perro significa estar siempre pendiente de él, porque, a veces, existen peligros añadidos que no son fáciles de prever: anzuelos que arrastra el mar, restos de comida en mal estado, algas que pueden ser tóxicas, etc. Por lo demás, puedes disfrutar tranquilamente con él pero, como siempre por su bien, responsablemente.

Raúl Mérida y Pablo Sentana

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine