10 de mayo de 2018
10.05.2018
Operación Pork

Una empresa cárnica de Mallorca limpiaba el género podrido con KH7

La familia dueña de la empresa habría incurrido en un delito contra la salud pública y estafa

10.05.2018 | 18:38
Una empresa cárnica de Mallorca limpiaba el género podrido con KH7

Carne caducada en 2016 estaba almacenada en Cárnicas Luis para su venta al público, ratas en los almacenes y productos químicos como KH7 para limpiar el género podrido. Los cuatro dueños de esta empresa familiar, situada en la calle Mar Mediterráneo de Santa Ponça, habrían falsificado las fechas o simplemente congelaban los productos sin ella, por lo que sería imposible determinar su trazabilizada. Un total de dos toneladas de productos cárnicos han sido inmovilizados.

La investigación conjunta de la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedad (UCRIF) de la Policía Nacional y la inspección de Seguridad Alimentaria de la Conselleria de Salud se inició el pasado mes de enero a raíz de las denuncias de trabajadores y exempleados de Cárnicas Luis por la situación de explotación laboral a la que estaban sometidas y las pésimas condiciones higiénicas de la carne.

Los empleados de Cárnicas Luis eran obligados a trabajar hasta 84 horas semanales, sin pagas extra y vacaciones limitadas por 1.200 euros al mes. Eran despedidos de forma improcedente si estaban de baja por un accidente en la misma empresa o por enfermedad. También les obligaban a conducir vehículos en pésimas condiciones. Un total de seis de los nueve de su flota no tenían la ITV pasada. Ellos mismos han denunciado a la policía que había ratas en los almacenes y que se usaban productos químicos como KH7 para limpiar la carne podrida, según ha informado IB3.

A partir de este instante, los investigadores activaron la denominada 'Operación Pork'. Durante los registros detectaron que elaboraban productos como hamburguesas sin autorización, había carne congelada sin etiqueta y algunos alimentos caducados desde el año 2016. Muchas etiquetas habrían sido falsificadas.

Los dueños de Cárnicas Luis también habrían incurrido en un presunto delito de estafa al vender a restaurantes, hoteles y comercios supuestos productos cárnicos "Gourmet" cuando, en realidad, eran de una calidad muy inferior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine