Una joven reconoce que mató a su hijo recién nacido en la bañera de su casa en Alcoy

La Audiencia celebra el juicio a puerta cerrada a petición de la defensa de la acusada para preservar su intimidad

12.12.2017 | 14:38
La acusada ocultó su rostro al llegar a la Audiencia. RAFA ARJONES

Una joven reconoció ayer, durante un juicio con jurado celebrado a puerta cerrada, haber matado de una puñalada al bebé al que acababa de dar a luz en su vivienda de Alcoy el 6 de agosto de 2014, según informaron fuentes próximas al caso.

La Fiscalía solicita provisionalmente para la procesada, cuya identidad responde a las iniciales V.Q.D., una pena de veinte años de prisión por un delito de asesinato con agravante de parentesco.

Según la versión del ministerio público, la joven había ocultado su embarazo a su entorno familiar y se había informado previamente en internet sobre el parto, del que ya tenía ciertos conocimientos porque estudiaba primer curso de auxiliar de Enfermería.

Sobre las 14.30 horas del 6 de agosto de 2014, al notar las contracciones, se fue al cuarto de baño de su domicilio, se introdujo en la bañera, se colocó en cuclillas y dio a luz a un niño.

A continuación, presuntamente, cogió un cuchillo de la cocina con el que apuñaló al bebé, lo introdujo en una bolsa de plástico junto con la placenta y el cordón umbilical y lo arrojó al interior de un contenedor de basura de la calle, sin comprobar si aún vivía o ya había fallecido, según la Fiscalía.

Cuando su padre y un hermano pequeño regresaron a casa, la joven les dijo que no se encontraba bien y que iba a tumbarse en la cama. Unas horas después llegó al domicilio otra hermana que, al ver que la procesada sangraba por una pierna, la convenció para acudir al servicio de urgencias del hospital Virgen de los Lirios, en Alcoy. Un ginecólogo que estaba de guardia descubrió que la paciente había dado a luz y le preguntó insistentemente por el paradero del bebé. Aunque ella negó inicialmente el parto, acabó confesando lo que había hecho a unos policías que se personaron en el centro, siempre según la versión de la Fiscalía.

El juicio comenzó ayer en la Audiencia ante un jurado popular y se celebra a puerta cerrada, a petición de la defensa, para preservar la intimidad de la acusada y su familia, según fuentes judiciales. Al término de esta primera sesión, ni el abogado de V.Q.D., ni la fiscal del caso quisieron hacer declaraciones a los medios de comunicación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine