Rescatan a un padre y su hijo atrapados por el oleaje de la Playa de La Zenia

23.05.2017 | 15:22
El momento en el que lo sacaban del agua

Dos bañistas de nacionalidad británica, padre e hijo, pudieron ser auxiliados ayer tras quedar atrapados por el fuerte oleaje de levante en la playa de La Zenia de Orihuela Costa. La emergencia movilizó a la Policía Local de Orihuela, todos los efectivos disponibles del parque de Bomberos de Torrevieja (seis bomberos) y un helicóptero del Consorcio Provincial de Bomberos, desplegado desde San Vicente del Raspeig, que finalmente no tuvo que intervenir. Sobre las tres de la tarde, usuarios de la playa y personal del cercano hotel La Zenia, alertaron de la presencia de dos bañistas -de 46 y 13 años- que tenían muchas dificultades para salir a la orilla y pedían ayuda en una zona en la que rompían las olas, junto al acantilado bajo de esta playa en Orihuela Costa.

Dos empleados del servicio de mantenimiento del hotel La Zenia fueron los que se metieron en el agua y auxiliaron en un primer momento a los bañistas, mientras la pareja y madre de los afectados, observaba, muy nerviosa, desde tierra lo que estaba ocurriendo.

Según testigos presenciales el menor se encontraba bañándose y se vio atrapado en el oleaje en una zona de rocas junto al acantilado. Entonces su padre intentó auxiliarlo. Los dos empleados del hotel,conocedores de la peligrosidad de esta zona con levante, vieron la escena desde el establecimiento y no dudaron en meterse al agua para ayudar, accediendo a la cala desde una zona en la que no se vieran atrapados. Llegaron hasta los bañistas cuando ya estaban agotados de luchar contra el oleaje. El padre presentaba numerosos cortes por el impacto con las rocas, y el menor había tragado mucha agua y estaba vomitando.

Los efectivos de Bomberos de Torrevieja y Policía Local llegaron cuando ya habían podido salir de la zona en la que estaban atrapados.El padre presentaba algunos cortes por impacto con las rocas.

Según las mismas fuentes los bañistas «se han sentido acorralados» entre el oleaje y el acantilado de la playa en el momento en el que querían alcanzar la orilla tras darse un baño.

Peligroso
Las playas de Orihuela no cuentan todavía con servicio de socorrismo municipal - la prestación comienza entre mediados de junio y principios de julio-. Durante los últimos días ha arreciado el viento de levante en esta zona de la Vega Baja lo que hace muy peligroso el baño con oleaje, no solo por la fuerza de la olas, también por la resaca que empuja a los bañistas hacía la zona exterior de la playa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine