09 de mayo de 2018
09.05.2018
En una charla

Polémicas declaraciones de Josep Pàmies: "En África se curan miles de casos de SIDA y malaria con plantas"

El pseudocientífico y defensor del poder curativo de las plantas defiende sus teorías contrarias a las farmacéuticas

09.05.2018 | 15:33
Josep Pàmies defiende el poder curativo de las plantas.

El polémico pseudocientífico y defensor del poder curativo de las plantas, Josep Pàmies, está estos días de gira por Mallorca para defender sus teorías contrarias a las farmacéuticas y a favor del factor complementario de las terapias naturales. Anoche llenó hasta los topes el teatro municipal de Son Servera, en una charla que se alargó durante horas y donde no dejó a nadie indiferente. Y todo ello pese a la carta recibida por el Ayuntamiento por la tarde, en la que la conselleria de Salud recomendaba que no cediera un espacio público para Pàmies.

En cuanto al poder de las farmacéuticas, Pàmies critica con dureza su poco interés, dice, por curar de manera efectiva: "Las farmacéuticas no pueden curar, porque si lo hacen pierden clientes, por eso les conviene más cronificar la enfermedad. La salud es una ruina...".

Sin embargo la cuestión más polémica por la que muchos han denunciado sus intervenciones públicas, es la teoría de que el cáncer o el SIDA pueden llegar a sanar sin medicación al uso: "Las plantas ayudan a curar, pero quien realmente cura un cáncer o un SIDA es uno mismo, con su ilusión. Las plantas pueden hacer que la quimioterapia dure menos y que no tenga efectos secundarios", aclara, no sin acabar diciendo que "en África se curan miles de casos de SIDA y malaria de forma extraordinaria con artemisa o moringa, el denominado árbol de la vida".

"Enviamos a través de cooperantes semillas a países africanos casi sin coste, porque allí no hay dinero y por narices curan de esta forma enfermedades muy graves. Aquí en Europa y en España también podría ser, pero no nos dejan entrar en las universidades ni realizar estudios clínicos para comprobar lo que decimos con humanos. Pero son un gran mercado y conviene vender medicamentos, no curar a la gente".

"No me importa que me traten de charlatán, porque no insulta quien quiere sino quien puede; si me lo dijera mi mujer a lo mejor me afectaría... yo no soy ni un pseudodoctor ni un pseudocientífico, solamente un payés con experiencias" adujo sobre sus críticos activos sobre todo en redes sociales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine