Caso Juana Rivas

La juez pide a Juana Rivas y su expareja que no hagan pública la vida de sus hijos

Cree que las declaraciones de los padres vulneran el derecho a la intimidad de los menores

27.09.2017 | 12:49
Juana Rivas junto a sus dos hijos.

La juez que investiga a Juana Rivas por la supuesta sustracción de sus dos hijos y desobediencia judicial ha pedido tanto a esta vecina de Maracena (Granada) como a su expareja, el italiano Francesco Arcuri, que se "abstengan" de hacer pública cualquier información o detalles relacionados con los menores.

A través de un auto al que hoy ha tenido acceso Efe, la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, María Ángeles Jiménez, toma esta decisión a raíz de la petición del letrado del padre y las medidas solicitadas por la Fiscalía para la protección de los menores tras la aparición de Rivas en varios medios de comunicación.

La participación en distintos medios audiovisuales y escritos estarían vulnerando el derecho a la intimidad de los menores al revelar hechos que afectan a su vida personal y familiar, recoge la reciente resolución.

La juez recuerda en su auto, contra el que cabe recurso, que todas las partes procesales que concurren en el procedimiento, que investiga por la vía penal la presunta sustracción de los niños y la desobediencia a la autoridad judicial de Juana Rivas, tienen el deber "primero y último" de preservar a los menores.

"Llama poderosamente la atención que precisamente sea Juana Rivas quien de forma continuada y permanente, con su asistencia a programas televisivos de carácter nacional, esté hablando de sus hijos menores", indica la magistrada.

Aunque recuerda que existe el derecho a la libertad de expresión reconocido constitucionalmente, apostilla que este tiene su límite en la preservación del interés de los menores.

Por todo ello, el juzgado ordena que se requiera "de forma inmediata bajo los apercibimientos legales correspondientes" tanto a Arcuri como "especialmente" a Rivas y a los letrados y procuradores que los representan para que se abstengan de hacer publica en medios o redes sociales cualquier noticia que permita identificar, aunque sea indirectamente, a sus hijos en el contexto de la guarda y custodia, vida intima personal o familiar.

También en relación con los delitos que se investigan o pudieran investigarse, señala la juez, que pide que se advierta a las plataformas audiovisuales de su competencia para abstenerse asimismo de publicar informaciones en las que puedan quedar afectados los derechos a la intimidad personal, familiar, honor y propia imagen de los hijos menores de Rivas y Arcuri.

Incluso se ordena a un medio de comunicación que retire de forma inmediata de su página web una noticia donde se ofrecen detalles muy concretos de la investigación judicial para evitar la vulneración de la intimidad personal del menor con la publicación de una información al alcance del dominio público.

Rivas acudió el pasado 5 de septiembre a declarar ante el Juzgado de Instrucción 2 de Granada como investigada por la presunta sustracción de sus dos hijos, con quienes estuvo casi un mes en paradero desconocido para no entregarlos a Francesco Arcuri, que fue condenado en 2009 por lesionarla y al que Juana denunció nuevamente por maltrato en julio de 2016.

Su declaración se produjo después de que el pasado 28 de agosto acatara finalmente la orden judicial que la obligaba a entregar a los menores, de 3 y 11 años, a su padre, con quienes los niños permanecen desde entonces en Cerdeña donde residían antes de que Juana, tras unas vacaciones en España, decidiera no regresar a Italia por el supuesto maltrato del que dice haber sido víctima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine