Abrir boca

El Palomo, una auténtica tasca

Cuenta con un menú para grupos que incluye una ensalada, siete tapas y postre por sólo 14 euros

13.01.2017 | 04:00

Julián Fernández, más conocido como Julio 'El Palomo', abrió su primera tasca en 1978, un minúsculo local justo enfrente del que hoy ocupan en la calle Cánovas del Castillo, en el castizo barrio de Santa Eulalia. En 1988 se trasladó a su actual emplazamiento hasta su jubilación, y hoy es su hijo, José Luis Fernández Labaña, quien lo regenta, manteniendo el mismo espíritu y los mismos platos desde sus orígenes, con la ayuda de Juana del Carmen García Vidal; su mujer, Gloria Martínez Cutillas, y Mario José Carrión, los fines de semana.

Cocina tradicional y típica murciana con precios mucho más que aceptables y con el sabor de los platos elaborados en las antiguas tascas, que por desgracia, cada día van quedando menos.

Carteles de toros y de competiciones de colombicultura, un pequeño salón con capacidad para unas sesenta personas, una enorme barra tras la que podemos encontrar decenas de antigüedades –desde una hoz, hasta una bocina–, un balón del Barça y hasta un auténtico trofeo de un concurso de colombicultura.

Cuentan con una sencilla pero variada carta traducida a cinco idiomas: inglés, alemán, francés, italiano y hasta braille, ya que son muchos los clientes extranjeros que llegan atraídos por sus genuinas tapas murcianas.

Huevos de codorniz con chorizo, codornices al ladrillo (emplean un auténtico ladrillo en su elaboración), berenjenas a la plancha o sus aplaudidas chapinas de cordero son sus platos más demandados.

Ofrecen un espectacular menú para grupos por 14 euros que incluye ensalada de la casa, zarangollo y pisto murciano, mini catalana, sobrasada con queso, montadito de lomo o morcilla a elegir, huevos de codorniz con chorizo, salchichas al vino blanco, berenjenas a la plancha y, de postre, natillas caseras o trufa.

Los martes ofrecen gratis una tapa con la primera bebida y, todos los días, caña o vino de la casa y tapa por sólo dos euros.

Todos los días hacen caracoles en salsa, sangre frita con cebolla, patatas cocidas y asadas con ajo y al ajo cabañil, caldo con pelotas en invierno y gazpacho en verano, montaditos a la plancha de todo tipo, verduras a la plancha y unos riquísimos sesos hervidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine