Ciencia

Así consiguió el 'Tyrannosaurus rex' el trono de los depredadores

Un nuevo hallazgo desvela que los tiranosaurios crecieron bruscamente en un lapso de 20 millones de años

15.03.2016 | 19:16
El ´T.Rex´ no siempre fue tan temible.

Los restos de una nueva especie de dinosaurio del tamaño de un caballo indican que el "Tyrannosaurus rex" se fue convirtiendo progresivamente en el mayor depredador de la Tierra, tal y como sugiere un reciente estudio.

El hallazgo del fósil, desenterrado en Uzbekistán, proporciona información clave sobre cómo una familia de dinosaurios de cuerpo pequeño evolucionó durante millones de años para convertirse en temibles gigantes.

La investigación demuestra que estos dinosaurios, conocidos como tiranosaurios, desarrollaron sus enormes tamaños de cuerpo rápidamente, justo al final de la era de los dinosaurios, junto a unos agudos sentidos. La combinación de ambos factores les permitieron escalar a la cima de la cadena alimentaria prehistórica.

Hasta ahora se sabía poco acerca de cómo los tiranosaurios llegaron a ser los gigantes e inteligentes depredadores que dominaron el paisaje hace entre 80 y 66 millones de años. La especie recién descubierta, bautizada como "Timurlengia euotica", vivió hace unos 90 millones de años, según el equipo.

Se llena así un vacío de 20 millones de años en el registro fósil del tiranosaurio y se proporciona información clave sobre cómo evolucionó la familia. Un equipo de paleontólogos, dirigido por investigadores de la Universidad de Edimburgo (Escocia) estudió una colección de fósiles tiranosauroideos hallada en el desierto de Kyzylkum, en la República de Uzbekistán.

El cráneo de la especie era mucho más pequeño que el del "T. Rex", lo que indica que no creció tanto como su descendiente, pero a partir de los restos del "Timurlengia" se ha podido llegar a la conclusión de que ya tenía el cerebro y los sentidos muy desarrollados.

El "Timurlengia" era del tamaño de un caballo y podía llegar a pesar hasta 250 kilogramos. Además, poseía unas largas extremidades traseras, un cráneo adornado con dientes afilados y fue probablemente un veloz corredor, según los investigadores.

Los primeros tiranosaurios aparecieron hace unos 170 millones de años y cuando lo hicieron eran ligeramente más grandes que un ser humano. Durante 80 millones de años no aumentó su tamaño más de uno o dos metros, pero en los siguientes 20 millones de años, a finales del periodo Cretácico, los tiranosaurios habían evolucionado repentinamente hasta convertirse en animales como el "T. Rex" o el "Albertosaurus", pudiendo pesar más de siete toneladas y midiendo alrededor de 13 metros. El hecho de que la nueva especie aún era pequeña unos 80 millones de años después de que los tiranosaurios aparecieron por primera vez indica que desarrollaron su gran tamaño sólo muy al final de la historia evolutiva del grupo, dice el equipo.

El "T. Rex" fue primero más inteligente y luego más grande

El estudio, publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', fue financiado por la Comisión Europea, la Fundación Nacional de Ciencias, la Sociedad Nacional Geográfica y el Proyecto del Fondo Científico Ruso. El trabajo se llevó a cabo en colaboración con investigadores de la Academia de Ciencias de Rusia, la Universidad Estatal de San Petersburgo y el Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsonian, en Estados Unidos.

El director del estudio, Steve Brusatte, de la Escuela de Geociencias de la Universidad de Edimburgo, subraya: "Los antepasados del 'T. Rex' podían ser como el 'Timurlengia', depredadores del tamaño de un caballo con un gran cerebro y una audición prodigiosa. Sólo después de que estos ancestrales tiranosaurios desarrollaran estas cualidades crecieron hasta los tamaños colosales del 'T. Rex'. Los tiranosaurios tuvieron que ser más listos antes de llegar a ser más grandes".

El profesor Hans Sues, del Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsonian, añade: "el ´Timurlengia' era un cazador de búsqueda, ágil y con afilados dientes, adecuados para atravesar la carne. Probablemente, se aprovechaba de los diversos grandes herbívoros, dinosaurios con pico de pato con los que compartían el mundo".

"El Cretácico medio es un momento misterioso en la evolución porque se han encontrado fósiles de animales terrestres de este tiempo en muy pocos lugares. Uzbekistán es uno de estos sitios. La evolución temprana de muchos grupos como los tiranosaurios se llevó a cabo en las llanuras costeras del centro de Asia a mediados del Cretácico", concluye el profesor Alexander Averianov, de la Universidad Estatal de San Petersburgo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine