Abrir boca

Maridaje de relax y buena gastronomía

Una cocina de calidad en uno de los entornos más saludables de la Región junto a los baños

22.08.2015 | 17:42
El moderno comedor de El Agua cuelga en sus paredes obra original de Pedro Cano

«Trátate bien» es el eslogan que utiliza el balneario de Archena en sus folletos informativos y para tratarnos bien, qué mejor manera que disfrutando de los históricos baños termales de Archena, como ya lo hacían los íberos, sus primeros pobladores, y también con una exquisita gastronomía, que incluyeron más tarde los romanos, como la que nos ofrece desde 2006 el restaurante El Agua, situado en la mismísima ribera del río Segura en las instalaciones del privilegiado complejo termal murciano de fama internacional.

La oferta gastronómica del Balneario de Archena es interesantísima en cada uno de los restaurantes con los que cuentan sus tres hoteles donde «se dan la mano la salud y la buena mesa» –nos comenta David Rull, director de operaciones del balneario– y especialmente interesante en su espacio gastronómico del restaurante El Agua donde cuentan con dos magníficos espacios, uno que da servicio a las piscinas, el Snack-Bar, con capacidad para 120 comensales y el comedor principal del restaurante, con un tipo de cocina más selecto, con capacidad para 40 comensales y que cuenta también con una amplísima terraza con otras 40 plazas donde degustar riquísimos aperitivos y una excelente cocina tradicional mediterránea con toques modernos y muy murcianos. Todos los viernes ofrecen actuaciones musicales en la terraza a la hora de la cena.

El comedor principal de El Agua está decorado con pinturas originales, peces, gambas, langostinos, pulpo, del pintor blanqueño Pedro Cano, asíduo cliente del restaurante.

«Hemos creado un espacio que cuenta con una cocina de producto con toques de elaboración –comenta Lorenzo Pagán, director de restauración y alojamientos del Balneario de Archena–. Procuramos hacer una actualización constante de nuestra carta a la que añadimos, al menos una vez al mes, de tres a cuatro nuevos platos atendiendo a los productos de temporada».

Teniendo en cuenta que el restaurante está enclavado en un complejo destinado a la salud cada uno de los platos que nos ofrecen están avalados por la dirección médica del balnerio de la que es su responsable el doctor Luis Ovejero y muestran una especial atención para evitar aquellos platos que puedan provocar alergias o intolerancias alimentarias.

La mayoría de clientes (aproximadamente el 70%) proceden de fuera de la Región de Murcia y entre un cinco y un siete por ciento lo hacen desde otros países, principalmente Inglaterra y Rusia. En el restaurante El Agua trabajan casi una quincena de empleados en temporada alta.
Al frente de la cocina se encuentra el chef archenero José Antonio Ibáñez, (felizmente de vuelta a su tierra después de haber trabajado en Alicante, en Madrid con Ferrán Adrià, o en Santander) ayudado por su discípulo Roberto Ayala.


Tosta de hojaldre con hongos y gambas con salsa de cilantro

La oferta gastronómica de El Agua es espectacular, comenzando por sus embutidos y quesos murcianos, por sólo siete euros, o el delicioso crujiente de queso de cabra y nuez con confitura de tomate. Destacan en sus aperitivos el foie de pato con reducción de Pedro Ximénez o sus croquetas de boletus o jamón. Totalmente recomendables también sus corazones de alcachofa con langostinos a la vinagreta de trufa o el delicioso crepe de txangurro gratinado con salsa de vermouth y la tosta de hojaldre con hongos y gambas al cilantro.

Cuentan también con una amplia selección de montaditos como su mini hamburguesa de ternera con huevo de codorniz, de lomo con pimiento, champiñón y mostaza y la tosta de salmón, bacalao, anchoas, lechuga y tomate, cada uno por tres euros y medio o el montadito de atún rojo con mayonesa y cebolla caramelizada o el de solomillo de cerdo con queso y confitura de higos, éstos últimos por sólo cuatro euros.
Tienen tres tipos de mezclum de ensaladas, la de Ave, con perdiz; la Balneario, con langostinos y la Marinera con cangrejo y gambas.
En cuanto a pescados destacamos la dorada al ajo pescador con patatas panadera o el lomo de atún rojo en taquitos con salsa teriyaki y milhojas de verdura.

En el apartado carnes no debemos dejar de probar su magret de pato con salsa de frambuesa y puré de manzana; el entrecot de ternera a la plancha c0n pimientos de padrón o el solomillo de cerdo relleno de foie, ciruelas pasas y orejones con salsa de arándanos al oporto.
Para finalizar, sus postres como la crema de arroz y leche con pan de calatrava y helado de nata con oreo además del original y especialísimo biscuit de higos con chocolate caliente.
+


Cuentan con dos menús al centro para dos personas por 45 o 50 euros y un menú individual de degustación por 28 euros.
En cuanto a vinos, ofrecen una excelente bodega en la que destacan, además del Sabatacha jumillano o Las Reñas de Bullas, los blancos Rapuje joven de Italia o el albariño Mar de Frades.

Entre los rosados, el Famiglia Caldirola de Lambrusco, Italia y en tintos destacan los crianza de Pingus o Vega Sicilia de Ribera de Duero o los reserva Estola de Castilla-La Mancha o el Rioja Coto de Imaz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine