Meteorología

¿Qué son los rayos?

07.08.2015 | 11:27
¿Qué son los rayos?

Los rayos han sido siempre objeto de terror por parte del hombre, por su violencia, y por extremo poder. A estas alturas, todavía no se comprende perfectamente cuál es el proceso por el cual las nubes de tormenta se electrifican, o cómo se distribuyen esas cargas, pero podemos poner de manifiesto dos de las principales teorías que existen. Por un lado, la electrificación de las nubes por el choque de granizo blando en su seno, y gotitas de agua subfundida; por otro, la distribución de las cargas en el seno de los Cumulonimbus:

La estructura bipolar de las nubes de tormenta sugiere que la base de la nube se carga negativamente haciendo que, por un proceso físico denominado inducción, la superficie terrestre y los objetos que hay en ella se carguen positivamente. En la parte superior de la nube tormentosa aparecerá un área de carga positiva.

La estructura tripolar sugiere que aparece un área de carga positiva tanto en la base como en la parte superior de la nube, además de un área de carga negativa en niveles medios de dicha nube. Dentro del área de carga positiva de la nube, también existiría un pequeño área de carga negativa.

En base a esta distribución de cargas dentro de las nubes tormentosas, tenemos varias clasificaciones de los tipos de rayos, según atendamos entre qué elementos se produce la descarga, y el signo de dicha descarga.

Así, según los elementos entre los que se produce el rayo, tenemos 'rayos nube–nube' (cloud to cloud, en inglés); rayos nube–tierra (cloud to ground, en inglés); y 'rayos nube–aire claro' (cloud to air, en inglés). Y, según la polaridad de la descarga: rayos positivos y rayos negativos. Podemos imaginar la enorme cantidad de combinaciones, si sumamos ambas clasificaciones.

Finalizamos comentando y resaltando lo caprichoso de este fenómeno atmosférico; nunca sabemos dónde y cuándo va a caer, y a veces éste prefiere caer en una zona baja, teniendo un elemento elevado muy cercano. Al cabo de un solo año son numerosas las muertes que se producen tanto en España, como en Europa, y el número se hace bastante grande si incluímos el resto del planeta. Por lo tanto, estos fenómenos son bellísimos de fotografiar, pero también muy muy peligrosos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine