Procesión

El Via Passionis anuncia la Semana Santa a los murcianos

Cinco cofradías celebran la venida de la Pasión de Cristo a ritmo de tambores, carros de bocinas y heraldos

06.03.2016 | 00:50
El Via Passionis anuncia la Semana Santa a los murcianos
Comienza la Semana Santa en Murcia.

­Todavía faltan doce días para el Viernes de Dolores, pero Murcia ya siente la Semana Santa. Ataviados con sus relucientes túnicas y sus capirotes descubiertos, casi un centenar de nazarenos lucieron este sábado sus vestimentas por primera vez en lo que va de año para anunciar a los murcianos la venida de la Semana Santa al son de una polifonía de heraldos, carros de bocinas y tambores.

Congregados en la plaza Belluga, los nazarenos formaban un coro frente a la puerta de la Diócesis y ante la mirada de decenas de viandantes que se detenían, curiosos, móviles en ristre para recoger el instante. Se agolpaban tras los penitentes para grabarlos, atraídos por el recital sonoro: la melodía de los heraldos del Cristo de la Salud comenzó a sonar. Acababa de comenzar el Via Passionis.

Y es que de nuevo Murcia adelanta el advenimiento de la Semana Santa. Si desde 2014 se celebra la Procesión infantil del Ángel, prevista para el próximo sábado; ahora, inmersos aún en tiempos de Cuaresma, la ciudad estrena el Via Passionis, un acto organizado por el Cabildo de Cofradías y la concejalía de Cultura. Se trata de una llamada a los murcianos para emplazarlos a vivir la Pasión de Cristo, representada a través del repertorio musical del Toque de Burla.

Al hilo de los heraldos de la Salud, atronaron las bocinas de las cinco cofradías presentes: eran los nazarenos del Amparo, la Caridad, el Perdón, la Sangre y Nuestro Padre Jesús Nazareno (los Salzillos). Todos partieron hacia el Puente de los Peligros en orden de salida de las procesiones (Viernes de Dolores, Sábado de Gloria; así como lunes, miércoles y viernes santos, respectivamente).

«Es bonito anunciar la Semana Santa, aunque estemos en plena Cuaresma», decía Gloria, una vecina que observaba en la Glorieta el Via Passionis en compañía de su madre. Y es que la comitiva hizo un alto en el camino para honrar el Monumento del Nazareno.

Minutos después, un cofrade de la Caridad se persignaba en el Puente Viejo mientras miraba a la Virgen de los Peligros. Era el último paso de la Via Passionis. Al unísono, el traqueteo de las baquetas sobre los tambores y las bocinas cumplían su cometido: Murcia estaba convocada a vivir la Semana Santa.

A cien metros, en la plaza de la Paja, el cantaor flamenco Curro Piñana iniciaba su recital, El cante hecho Pasión, acompañado de la Agrupación musical Las Musas de Guadalupe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El tiempo en tu ciudad

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Región de Murcia, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine