Directo

Sánchez culpa al trasvase del Ebro de la situación del Mar Menor

"Está así porque alguien evitó que aquí se riegue con ese agua" ha declarado el presidente de la Comunidad

15.09.2016 | 22:06
Pedro Antonio Sánchez en la sesión de control
Pedro Antonio Sánchez en la sesión de control

El presidente del Gobierno de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha dicho hoy en la sesión de control en la Asamblea Regional que la degradación del mar Menor se hubiera evitado si el primer Gobierno central socialista de José Luis Rodríguez Zapatero no hubiera derogado en 2004 el trasvase del Ebro.

"Está así porque alguien evitó que aquí se riegue con agua del Ebro", ha respondido a la pregunta del portavoz y secretario general socialista, Rafael González Tovar, a quien ha recordado que era delegado del Gobierno en la legislatura en la que se necesitó más agua y hubo menos trasvases desde el Tajo, según sus palabras.

Asimismo, ha criticado que pida responsabilidades por la situación de la laguna salada cuando "no puede presumir de ningún logro" del Gobierno central al que representaba y le ha recordado que el propio González Tovar ya anunció que no habría vertidos a ella en 2009: "Cómo exige lo que no pudo hacer...", ha apuntado.

Ha señalado que las acusaciones del PSOE y de Podemos a su Gobierno sobre la situación de la laguna "han hecho mucho daño" a los agricultores y al conjunto de la Región.

En su turno, González Tovar le ha reclamado que asuma responsabilidades y comunique a la Cámara que va a cesar o a forzar dimisiones por el "desastre y el fiasco" en la laguna y ha denunciado que "venda como éxito los parches adoptados por los errores garrafales" del Gobierno regional.

Ha achacado a la derogación de la Ley sobre el Mar Menor de 1987 por la aprobación de la del Suelo la causa de los problemas en este espacio costero.

En un tono más cordial se ha desarrollado otra pregunta sobre la laguna del portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez, al que el presidente ha agradecido que tienda la mano "desde la exigencia" para encontrar soluciones a la degradación de la zona.

La sesión ha abordado la trama de presunta corrupción Púnica en un duro enfrentamiento verbal entre Sánchez y el portavoz de Podemos, Óscar Urralburu, que le ha preguntado si sabía de una reunión celebrada en la consejería de Educación cuando Sánchez la dirigía entre miembros de su gabinete y un responsable de las empresas implicadas.

Sánchez ha negado que se produjera ese encuentro y ha acusado a Urralburu de ser el único que ha dado credibilidad a "un farsante" para intentar causarle daño político y continuar con "sospechas" y "comportamientos ruines, mafiosos e injuriosos".

Le ha preguntado "cómo es posible que use el escaño para lanzar basura política" y, como ocurrió en la anterior sesión de control con otra pregunta sobre la Púnica, ha considerado que Urralburu ha "rebasado una línea que le marcará" en su trayectoria.

Urralburu ha aseverado que hay una "ley del silencio" en la Región para no declarar contra el jefe del Ejecutivo murciano y ha denunciado que este caso es una muestra más de los "comportamientos mafiosos" del PP.

Finalmente, el portavoz del PP, Víctor Martínez, ha pedido a la presidenta, Rosa Peñalver, que reconsiderara la decisión de la Mesa de no admitir su pregunta al estimar que vulneraba el reglamento de la Cámara, lo que ha sido desestimado de nuevo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine