Seguridad

La venta de cámaras de vigilancia se dispara en Murcia en dos años

Es la tercera región española en la que más crecen este tipo de sistemas de seguridad, sólo superada por Madrid y Barcelona

02.01.2013 | 00:43
Las imágenes de las cámaras de seguridad pueden visualizarse en un ordenador en cualquier parte gracias a Internet
Las imágenes de las cámaras de seguridad pueden visualizarse en un ordenador en cualquier parte gracias a Internet

La venta de cámaras de vigilancia y de alarmas con cámaras se ha disparado en la Región en los últimos dos años, según un estudio realizado por una empresa del sector . En concreto, Murcia es la tercera región española en la que más creció la venta de este tipo de sistemas de seguridad, sólo superada por Madrid y Barcelona, según dicho estudio.

La lista, en cuanto al número de cámaras de seguridad instaladas por provincias se refiere, la completan, por detrás de Murcia, Málaga, Valencia, Cádiz, Sevilla, Vizcaya, Toledo y Almería.

En la actualidad, la lista de clientes de dicha compañía en Murcia alcanza los 875, una cifra que ha crecido de forma exponencial desde 2007, fecha en la que la empresa comenzó a funcionar en la Región. Así, mientras que en 2007 eran 73 los clientes, al año siguiente la cifra creció con 308 nuevas afiliaciones, a las que se sumaron otros 413 en 2009. Este año, en sólo dos meses, la empresa ha ganado 122 nuevos clientes.

Ello se debe, según según explicó a LA OPINIÓN C..M., responsable de la emprea, a la creciente sensación de inseguridad entre la población, sobre todo entre los pequeños y medianos empresarios, que se ven en la necesidad de mejorar la seguridad de sus empresas.

De hecho, la mayoría de las cámaras de seguridad adquiridas en Murcia se destinan a negocios, con un 92% del total, frente al 8% restante, que se destinan a usos residenciales (sobre todo, viviendas unifamiliares), explica el empresario.

Señala que este tipo de cámaras son del tipo de las consideradas 'pasivas' ya que alertan al usuario de que ocurre algo extraño en su negocio o vivienda y es el propio cliente el que decide avisar, bien a la compañía de seguridad, o a la Policía. En otros productos, el servicio de alarma es el que alerta directamente a la compañía de seguridad. Ocurre, sin embargo, que, casi en el 90 por ciento de los casos, los usuarios de las cámaras de vigilancia también contratan un sistema de alarma, "con lo que el servicio es más completo y seguro".

Con estas cámaras, el dueño de un negocio puede controlar lo que ocurre en su local en todo momento, a través de un pequeño PC, que también se vende con la cámara. Pero, como novedad, puede hacerlo esté donde esté, gracias a Internet. Las imágenes quedan grabadas hasta un máximo de 48 horas de autonomía, aunque el usuario se olvide de conectar el sistema.

También destacó que comprar alarmas y sistemas de seguridad que permitan la verificación a través de imagen representa una "ventaja significativa" para cualquier ciudadano porque garantiza una atención "inmediata" ante situaciones de intrusión, atracos, robos, entre otros.

Además del uso en negocios, cada vez crece más el interés por estas cámaras entre los particulares, por un lado, para controlar a las niñeras que cuidan a los hijos de los usuarios en sus casas, y, por otro, para vigilar el jardín y el exterior de las viviendas en zonas residenciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine