Alhama de Murcia

La huella andalusí permanece imborrable en Alhama de Murcia

02.01.2013 | 00:43
Alhama de Murcia

­La historia de Alhama de Murcia esta estrechamente vinculada a los afloramientos de aguas termales. El termino Alhama alude a las aguas curativas de sus manantiales, Al-hamma, que significa ?baño termal?.
El primer vestigio islámico que se encuentra en Alhama de Murcia, o mejor dicho que encuentra al visitante, ya que les da la bienvenida desde el escarpado cerro desde el que domina la ciudad, es el Castillo de Alhama, el cual está fechado entre los siglos XI y XII. Esta edificación formó parte de las fortificaciones de frontera con el reino de Granada, al sur, y con el de Aragón, al norte.
La ruta por la Alhama monumental bien podría comenzar en el Museo Arqueológico de Los Baños, el cual conserva y protege los restos arqueológicos de las termas romanas, baños islámicos y del balneario del S. XIX. El edificio cuenta con un espacio ajardinado con el agua como protagonista y muestra en su interior espacios temáticos de las distintas culturas.
La ruta continua con la visita a la iglesia de San Lázaro Obispo, templo construido sobre una antigua iglesia cristiana y reedificado en el siglo XVIII con los planteamientos arquitectónicos del barroco, destacando su fachada de sillares dividida en dos cuerpos. Su interior consta de una sola nave cubierta con bóveda de caños con lunetos y decoración de rocallas. Sobre el crucero se alza una cúpula sobre pechinas con pinturas de los cuatro evangelistas,
El recorrido prosigue por el Mercado de Abastos. Construido por Pedro Cerdán en líneas sencillas, el elemento ornamental básico de este mercado es su portada. Como acceso al edificio, consta de un arco de medio punto enmarcado con dos pilastras sencillas a ambos lados. Alrededor del patio interior se distribuyen todos sus puestos, quedando resguardados bajo los soportales.
Otra importante obra civil es el Pósito Municipal, edificación del siglo XVII cuya función principal era regular el comercio de cereales, aunque también se destinaba a préstamos de fondos públicos. La planta baja posee una estructura singular, al cubrir la sala con bóvedas de crucería dividiendo el espacio en pequeñas zonas destinadas a acoger exposiciones.
Continuando con este tipo de edificación, el visitante también puede encontrar el centro cultural Plaza Vieja. Construcción de tres alturas, con puerta monumental de sillares, grandes vanos con balcón y rematado con alero. Destaca el escudo de la fachada, declarado Bien de Interés Cultural (B.I.C). Como su propio nombre indica está situado en la plaza Vieja, antiguo centro económico y social de la villa, al pie del cerro del Castillo, donde la impronta artística de los siglos XIX y XX aparece reflejada en sus imponentes casonas nobles con sus fachadas clásicas y coloridas, sumergiendo al visitante en un ambiente de paz y sosiego.
El Marqués de los Vélez, al igual que en otros puntos de la Región, dejó su impronta en Alhama. La Casa de La Tercia es una casa-granero construida en 1775 por orden del Marqués de Villafranca y los Vélez para almacenar un tercio de la cosecha de todo el cereal producido en esta localidad. De ahí su nombre. Destaca de su fachada el escudo del X Marqués, declarado B.I.C.
Por último, el turista puede visitar el Ayuntamiento, antigua casa familiar construida a principios del siglo XX; el centro cultural V Centenario, popularmente conocido como Casa Amarilla, de principio del siglo XX, o a la Iglesia de la Concepción, ermita del siglo XVII reedificada en el XVIII con los planteamientos arquitectónicos y artísticos del barroco murciano. Posee un antiguo camarín con pinturas de motivos florales.

TRADICIONES ARRAIGADAS
Su fiesta más importante es la conocida como ?Los Mayos?
Alhama de Murcia disfruta de dos fiestas declaradas de Interés Turístico Regional: la Semana Santa y Los Mayos. En esta última, durante la madrugada del sábado al domingo los vecinos preparan la ?plantá?. Sacan los Mayos a las puertas de las casas, reproduciendo situaciones que simbolizan una crítica social mediante diálogos escritos en pequeños carteles. El día 3 de mayo es el día de la ?Cruz de Mayo?. Por su parte, la Semana Santa está llena de sentimiento y emoción. Las cinco cofradías sacan sus imágenes a la calle, destacando los encuentros y procesiones en las que los alhameños dan culto a sus Santos. En el mes de octubre, Alhama de Murcia se engalana para celebrar sus fiestas patronales en honor a Nuestra Señora la Virgen del Rosario, cuya festividad es el día 7.

COCINA
Los ?platos de cuchara? y los arroces, lo más típico
Su cocina es rica y sabrosa, basada principalmente en los ?platos de cuchara? como pueden ser los potajes de acelgas y bacalao o la olla gitana. También tiene una gran variedad de arroces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine